Deportes

Knicks rompen maleficio


Houston, EU / EFE -El alero LeBron James volvió a poner su nombre en la lista de las marcas históricas de la NBA al ser el jugador más joven que llega a los 4.000 puntos.
Si James era el protagonista individual de la pasada jornada de la NBA, los Knicks de Nueva York acaparaban la atención como equipo por haber conseguido su primer triunfo en la nueva temporada bajo la dirección del entrenador Larry Brown.
Mientras, el base Allen Iverson ha sabido encauzar su esfuerzo individual en favor del trabajo de equipo y los Sixers de Filadelfia consiguieron ganar su cuarto partido consecutivo después de haber iniciado la campaña con tres derrotas seguidas.
James viajó a Orlando con los Cavaliers necesitando sólo 10 puntos para ser el jugador más joven en llegar a los 4.000, una marca que estaba en poder del escolta Kobe Bryant, de Los Angeles Lakers.
La estrella de los Cavaliers no sólo consiguió los 10 puntos que necesitaba, sino que aportó 26 para que su equipo, tras la prórroga, venciese 108-100 a los Magic de Orlando y consiguiese su cuarto triunfo consecutivo.
James, con 20 años y 216 días, superó a Bryant, que lo había logrado cuando tenía 21 años y 216 días.
Después de encestar un tiro de media distancia, dos bajo el aro y un mate, James alcanzó la hazaña con otro tiro de media distancia con 58 segundos por jugarse en el primer período.
Iverson, con 28 puntos, 10 asistencias, cinco robos de balón y cuatro rebotes, volvió a ser el líder perfecto para que los Sixers venciesen 113-108 a Los Angeles Clippers.
El base estrella de los Sixers, que anotó 9 de 20 tiros de campo y 10 de 11 desde la línea de personal, ha comprendido que su aportación debe estar enfocada al equipo.
El entrenador Maurice Cheeks ha podido mentalizar a Iverson de su cambio de filosofía y encabezó una lista de seis jugadores que terminaron en doble dígitos y un 47,6 por ciento de acierto en los tiros de campo.
La mala racha llegó a su final para los Knicks, que vencieron por 105-95 a los Kings de Sacramento y dieron el primer triunfo a Brown.
Sin embargo, ni el triunfo ni el juego que demostraron los Knicks fueron para ver que el equipo ha mejorado, simplemente sus rivales tienen tantos o más problemas que ellos, especialmente en el apartado defensivo, donde son cada año peores.
Ante las facilidades que les dieron los Kings, el novato Channing Frye como reserva fue el mejor encestador para los Knicks al conseguir 19 puntos de los 56 que lograron los reservas del equipo neoyorquino.
El base Stephon Marbury tuvo 17 puntos y siete asistencias para los Knicks, que a pesar de darle el triunfo a Brown lo han dejado con la marca negativa de 0-5, el peor comienzo de temporada que ha tenido con un equipo en los 18 años que lleva de entrenador profesional.