Deportes

León gana pese a deficiente arbitraje


Xavier Araquistain

En un juego caracterizado por los conatos de pleitos ante la inoperancia del umpire principal Jairo Mendoza, los Leones de León vencieron 4 carreras por 2 al Bóer ayer en el Estadio Nacional, derrota que hunde a los managuas en el sótano con balance de 6-11 y le permite a los Leones empatar el segundo con el San Fernando.
El supuesto duelo entre el abridor de los Leones, Julio César Villalón, y el también cubano Maikel Ninemger por el Bóer, duró 5 entradas, con Villalón llevándose la victoria, apoyado por triple empujador de Sandor Guido, quien entró inesperadamente al juego cuando el primera base Alexis Hernández fue expulsado en el tercer episodio.
En el segundo inning, ya con dos outs, Villalón golpeó a Marlon Abea y el umpire Jairo Mendoza le llamó la atención a Villalón; pero en el tercer inning, hits corridos de Darío Delgado y Artley Jensen sin out, más toque de Sandy avanzó a los corredores. Con la primera desocupada, Villalón golpeó a Jimmy González y lo increpó por la raya de home a primera, por el reclamo que éste le hacía. En ese instante, Jairo Mendoza debió expulsar a Villalón, quien no escondió su intención de golpear a González en forma deliberada.
Al llegar Jimmy a la inicial, el inicialista Alexis Hernández se exaltó y armó discusión con la banca del Bóer, desde donde salió Aníbal Vega a discutir con él. Hubo intercambio de palabras y se armó la bronca. Al final los expulsados fueron Hernández y Vega, mientras el causante Villalón, siguió en el juego cortesía del umpire de home plate, Jairo Mendoza.
En el cuarto anotaron ambos equipos. Maikel Jova dio hit con un out y Guido en perfecta jugada de “hit and run” disparó batazo entre left-center para apuntarse un triple y poner el juego 1x0. A continuación, Justo Rivas disparó doble entre right-center y empujó a Guido con la segunda. Dos buenas jugadas del antesalista Darío Delgado ayudaron a Ninemger a sacar el inning. En el cierre del cuarto, Bárbaro Cañizares disparó jonrón (4) entre right-center para acercar al Bóer 2x1.
Los Leones hicieron su tercera anotación en el quinto con hit de Bayardo Dávila, boletos a Yasmir y Jova más un wild pitch. Antes, Yasmir había iniciado un segundo pleito. Lanzamiento pegado de Ninemger provocó que Yasmir lo amenazara blandiendo el bate sin que el umpire Mendoza dijera nada, y a continuación, Ninemger le tiró un violento lanzamiento a la cabeza que provocó que se vaciaran ambas bancas, pero el umpire Mendoza no supo qué hacer, cuando lo correcto era haber amonestado a Yasmir por amenazar, y expulsar a Ninemger cuando tiró.
La cuarta de los melenudos llegó en el sexto, cuando con dos outs Ronald Garth se embasó por error del antesalista Delgado, golpe a Oscar Mairena lo llevó a segunda, boleto a Dávila llenó la casa y Yasmir recibió boleto para forzar la carrera. Ninemger fue relevado por Jesús Soto (2.1) y cerró Kieran Mattison (1.0). Por los Leones Arián Cruz (1.2) relevó a Villalón, pero en el séptimo se metió a problemas dando dos boletos con dos outs y fue relevado por Gilberto Méndez, quien cedió hit de Avellán que empujó a Sandy Moreno con la segunda rayita del Bóer. Al abrir el noveno cediendo hit, Méndez fue relevado por Amaury Sanit (1.0) quien se apuntó juego salvado.
En el cierre del noveno, cuando el Bóer amenazaba con hombre en primera, el umpire Jairo Mendoza cantó un strike que protestó Sandy Moreno, y por fin se acordó de poner autoridad y lo expulsó, provocando un ataque verbal en coro de los aficionados del Bóer. Un juego con poco brillo y opacado por el pésimo arbitraje de Jairo Mendoza.