Deportes

Palmeiro se salva del perjurio


Washington, EU / EFE.- A pesar de que había sacado muchos "outs" en la primera base, el cubano Rafael Palmeiro logró ayer el más importante de su dilatada carrera profesional al recibir la noticia de que el Congreso de Estados Unidos no iba a presentar cargos de perjurio en su contra.
La razón, que los legisladores no encontraron pruebas suficientes en la declaración que hizo bajo juramento sobre el consumo de esteroides el pasado marzo.
El panel del Congreso encargado de estudiar el caso de Palmeiro estableció que no había encontrado pruebas suficientes para comprobar que el jugador cubano había mentido bajo juramento cuando dijo que "Nunca, nunca, consumí esteroides".
Sin embargo, seis semanas después de ese testimonio, en la audiencias sobre el consumo de esteroides dentro de los deportes profesionales estadounidenses, Palmeiro, de 40 años, dio positivo en un control antidopaje y fue suspendido 10 días.
A pesar de ser uno de los únicos cuatro jugadores en la historia del béisbol con 3.000 imparables y 500 vuelacercas, los Orioles, después de su bajo rendimiento cuando volvió al equipo y los abucheos que recibió por parte de los aficionados tanto en casa como de visitante, decidieron que se fuese a su casa a descansar.
"La comisión no planteará que se abra una acusación por perjurio ante el Departamento de Justicia", señala el informe de 44 páginas de la Comisión de Reformas de la Cámara Baja. "Una acusación es un paso serio. En éste, las pruebas ante el comité son insuficientes para que se haga".
El informe admite que el panel "no encontró otras determinaciones sobre la veracidad o validez de las declaraciones del señor Palmeiro u otros".
La parte medular del asunto fue el testimonio de Palmeiro ante el panel el 17 de marzo, cuando dijo enfáticamente: "Nunca he consumido esteroides. Punto".
El pasado 4 de marzo, sin embargo, dio positivo en el control por un esteroide. En agosto, poco después que fuese suspendido por las Grandes Ligas, el presidente de la comisión, Tom Davis, dijo que el Congreso analizaría si el jugador cometió perjurio.
"Tenemos una responsabilidad, una obligación, de investigarlo, y eso es lo que hemos hecho", destacó Davis en una rueda de prensa en la misma sala de audiencias donde Palmeiro presentó testimonio.
"A nosotros no nos concierne el porqué dio positivo o el cómo terminó dando positivo, excepto en lo que se refiere a su testimonio", añadió el legislador.
Palmeiro se pronunció sobre el caso por primera vez el miércoles al divulgar un comunicado, en el que incluyó una posible explicación del porqué del positivo, aunque insiste que nunca consumió esteroides de manera consciente.
Su hipótesis apunta a una vitamina, denominada B12, supuestamente contaminada que le suministró un compañero de equipo, el campo corto dominicano Miguel Tejada.
Las declaraciones de Palmeiro se dieron antes del informe del Congreso y fueron consideradas como "oportunas" y "favorables" para ayudar a recuperar su imagen.
El vicepresidente ejecutivo de las Grandes Ligas, Rob Manfred, declinó la oportunidad de hacer comentarios sobre las declaraciones de Palmeiro y el informe del Congreso.
"Nadie está más frustrado de toda esta situación, que yo", dijo Palmeiro en el mismo comunicado, en el que agregó que "durante toda mi vida he trabajado duro y tanto dentro como fuera del campo me he dirigido por un camino honorable".
El pelotero cubano indicó que le aflige el dolor que esta situación ha causado a su familia, a sus compañeros de equipo, a sus seguidores y en general al béisbol, y subrayó que "me mantengo en una posición opuesta a que los atletas usen esteroides".
Dijo que desde que fue informado en mayo pasado de que dio positivo en la prueba de esteroides, "he cooperado con las Grandes Ligas y con el Congreso" para aclarar la situación, y dijo que ha decidió cooperar porque "no tengo nada que esconder".
Palmeiro realizó una declaración por escrito, que hizo pública su abogado, en la que reconoció varias situaciones, incluyendo una que indica que se le detectó una sustancia llamada stanazolol durante el pasado mes de mayo.