Deportes

Heras contra la pared


MADRID / AFP.- El control positivo por EPO de Roberto Heras podría significar el fin de su carrera y planea de manera nefasta sobre la Vuelta ciclista a España, una competición que ha perdido año tras año a las "vedettes" y al público, siendo el corredor del Liberty su gran atracción.
Heras, de 31 años, ganó el 18 de septiembre pasado la 60ª Vuelta a España. La cuarta de su carrera, después de las de 2000, 2003 y 2004.
Fue el primer ciclista en ganar cuatro rondas españolas, igualando al suizo Tony Rominger en el récord de tres victorias consecutivas (1992, 1993 y 1994).
Si el contra-análisis, previsto para el 21 de noviembre próximo, confirma el resultado positivo, Heras será suspendido por dos años, lo que significaría casi con seguridad el fin de su carrera.
Además, sería descalificado y la victoria de la Vuelta 2005 pasaría a manos de su escolta en la clasificación general final, el ruso Denis Menchov, por lo que su récord de cuatro victorias también quedaría anulado.
Por su parte, su equipo, el Liberty, comunicó su suspensión preventiva el lunes de noche.
"Roberto Heras ha sido suspendido cautelarmente del equipo por Active Bay, sociedad responsable de la gestión del equipo profesional, el mismo día (27 de octubre) que el equipo recibía en su sede una notificación oficial de la UCI (Unión Ciclista Internacional) según la cual el ciclista fue controlado positivo a la EPO (eritropoyetina) en la vigésima etapa (una contrarreloj individual entre Guadalajara y Alcalá de Henares) de la última Vuelta", rezaba el comunicado de Liberty.
En la vigésima y penúltima etapa de la Vuelta, el 17 de septiembre, Heras, habitualmente no muy cómodo en las pruebas contrarreloj individuales, fue batido sólo por 577 milésimas de segundo por el vencedor, su compatriota Rubén Plaza.
Sin embargo, el corredor afirma ser "inocente" y que se trataría de un error.
"Estoy convencido de que se trata de un error porque nunca tomé nada (dopante)", afirmó Heras, citado por la prensa española de este martes.
Se trata del segundo corredor de la Vuelta 2005 en ser controlado positivo, tras su compatriota Aitor González, ganador en 2002. En 1982, el también español Ángel Arroyo fue privado de la victoria final de la prueba también por dopaje.
Heras es además el tercer corredor del equipo de Manolo Sáiz envuelto en un caso de dopaje. El portugués Nuno Ribeiro fue excluido del Giro de Italia y el español Isidro Nozal de la prueba francesa Dauphiné Libéré por haber presentado una tasa de hematocrito demasiado elevada.
Roberto Heras y la Vuelta se encuentran en el mismo barco. Si él se cae al agua, ¿qué quedará de la prueba?