Deportes

Saca incómodo con decisión de Ordeca


San Salvador / EFE.- El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, manifestó ayer que la Organización Deportiva Centroamericana (Ordeca) muestra "falta de solidaridad" con su país al no tomarle en cuenta en la organización de los juegos regionales.
Saca dijo, en una rueda de prensa, que desconoce la forma en que Ordeca ha decidido realizar los VIII Juegos Deportivos Centroamericanos, en marzo de 2006, cuando en El Salvador se celebrarán elecciones legislativas y municipales, pero "yo sí creo que es falta de solidaridad de ese organismo".
Los juegos estaban programados del 9 al 18 de diciembre próximo con sede principal en Guatemala y subsede en El Salvador, donde se realizarían las competiciones de diez deportes.
Sin embargo, los dos países sufrieron graves daños, tanto en víctimas humanas como materiales, por la tormenta "Stan", que les afectó en la primera quincena de octubre pasado, por lo que los presidentes de ambas naciones decidieron pedir a Ordeca una prórroga.
La Ordeca propuso la realización de los juegos en la primera quincena de marzo de 2006, pero Saca dijo que en su país no era posible debido a las elecciones.
Los salvadoreños elegirán el 12 de marzo del próximo año a los 84 diputados de la Asamblea Legislativa y a los alcaldes de los 262 municipios del país.
Posteriormente, Saca y su colega guatemalteco, Oscar Berger, anunciaron la declinación de las sedes para invertir los recursos económicos en la reconstrucción de sus países.
La Ordeca anunció la semana pasada, en su sede en Panamá, que los VIII Juegos Deportivos Centroamericanos se realizarán del 3 al 12 de marzo próximo en seis diferentes sedes, que son Nicaragua, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala y Belice, con competiciones en un total de 25 deportes.
Saca manifestó que "con una mentalidad integracionista con el presidente Berger nos pusimos de acuerdo y decidimos que era conveniente realizar los Juegos Centroamericanos en las dos capitales y finalmente se logró, lo que no teníamos en nuestro calendario que ocurriera es Stan".
Agregó que los daños que causó la tormenta van a requerir "millones de dólares para que reconstruyamos nuestros países y llegamos a la conclusión de que lo más conveniente era dedicarnos a la reconstrucción".
Añadió "que no se vería bien, de ninguna manera, que los salvadoreños estuviéramos celebrando juegos cuando tenemos necesidades. Necesitamos la plata para resolver finalmente el problema de la destrucción de Stan".
Según un estudio que realizó en el país la Comisión Económica para América Latina (Cepal), los daños causados por "Stan" y la erupción del volcán de Santa Ana, el 1 de octubre pasado, alcanzaron los 355,6 millones de dólares.
"Yo no sé lo que ha decidido la Ordeca, pero la decisión de El Salvador está tomada. No sabemos qué va a pasar, son decisiones de Ordeca, pero me parece que hay que ponerse en sintonía con los problemas de los países", expresó el gobernante.