Deportes

Guardaron luto


Emir Alfaro

Los cañones se guardaron, tal vez pensando en el luto de muchas familias que ayer celebraron el Día de los Difuntos. Masatepe y Diriangén no pudieron ante los “pequeños” de la liga: Real Madriz y Atlético Estelí, terminando sin goles ambos desafíos.
Masatepe se encontró con un difícil Real Madriz, que provocó ciertas jugadas de peligro, sobre todo en el primer tiempo, y que tuvo la suerte con ellos, ya que los masatepinos atacaron con todo la meta defendida por Santiago Irías, pero el gol nunca llegó.
Los hondureños Víctor Carrasco, por los locales, y Luis Valladares, por los norteños, tuvieron las mejores opciones, sin embargo, la pólvora estaba mojada, quedándose sólo en amenazas.
Igual suerte corría el Cacique Diriangén. Los actuales monarcas nacionales siguen sin levantar cabeza, tres empates y dos derrotas en los últimos cinco juegos, que hablan por sí solos de la crisis productiva.
Ayer el técnico Mauricio Cruz envió todo sus hombres al ataque, pero se olvidó de las municiones. Alineó de entrada al argentino Dante Segovia y Carlos Novoa, por el centro, dejando en las bandas a Emilio Palacios y Miguel Sánchez, pero sin creación en la media cancha. Se dieron algunas jugadas peligrosas que no progresaron por el accionar de los defensores estelianos que se fajaron con una fuerte marcación.
Sin quitarles mérito a los equipos que están en la zona baja de la tabla de posiciones, estos resultados para Diriangén y Masatepe son desastrosos, ya que vienen juegos difíciles y la semifinal está a la vuelta de la esquina.
Diriangén quedó con 30 puntos, dos menos que el Real Estelí, Masatepe llegó a 24 empatado con Scorpion, pero con un juego pendiente ante Bluefields. Real Madriz tiene 14 y Atlético llegó a seis, uno detrás de Bluefields.