Deportes

Brad Lidge: “No fue un pitcheo errado”


Esta vez, Brad Lidge hizo exactamente el lanzamiento que quería.
El resultado, de todas maneras, fue malo para los Astros de Houston y su taponero.
Lidge, conocido por la gran velocidad de sus envíos al plato, cedió un cuadrangular en la novena entrada por segunda aparición monticular consecutiva, esta vez a Scott Podsednik en el segundo encuentro de la Serie Mundial. Los Medias Blancas ganaron 7x6 el domingo, para tomar una delantera 2-0 en el clásico de otoño.
“Ese lanzamiento no amerita mucho análisis”, dijo Lidge. “No fue un pitcheo errado. El que le hice a Pujols sí lo fue”.
Lidge había lanzado por última vez en el quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el lunes 17. Con los Astros saboreando el pase a su primera Serie Mundial, Lidge lanzó un ‘slider’ que se quedó alto, y Albert Pujols conectó un gigantesco cuadrangular de tres carreras con dos outs en la novena entrada, y los Cardenales de San Luis vinieron de atrás para apuntarse un triunfo 5x4.
“Eso probablemente no le vuelva a suceder en toda su carrera, ceder cuadrangulares en partidos consecutivos”, dijo su compañero de equipo, Lance Berkman. “Es una de esas rarezas que ocurren”.
Lidge le lanzó una bola rápida a Podsednik --justo como quería. Podsednik, el primer bate en la alineación de los Medias Blancas, envió la pelota a la gradería del jardín central, a más de 400 pies de distancia del home.
“Quería mantener a Podsednik fuera de las bases”, dijo Lidge. “Él no es un bateador de jonrones, obviamente, así que no me esperaba eso”.
Tampoco lo esperaban los Medias Blancas.
“No había posibilidad”, dijo el receptor de Chicago, A.J. Pierzynski. “Yo me enfrenté a ese tipo el año pasado. Es un lanzador difícil”.
El dirigente Phil Garner decidió no utilizar a Lidge en el último partido de la serie contra San Luis, pero lo usó el domingo, dándole una oportunidad de sacarse de la boca el mal sabor de su última actuación.
Lidge tomó la lomita el domingo luego de que Houston anotara en dos ocasiones en la novena para empatar el marcador, e insistió en que no sentía efectos negativos por su última presentación.
“En realidad eran circunstancias completamente diferentes, a pesar de todo lo demás que quieran decir”, comentó. “Es desafortunado que esté ocurriendo en un gran escenario”.
Lidge fue casi automático durante la temporada regular, cuando salvó 42 partidos. El derecho salvó tres partidos consecutivos en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, antes del quinto encuentro de esa serie.
“Alrededor del 99.9% de las veces que él entra al juego, se puede dar por terminado”, dijo Craig Biggio.
“Es un lanzador difícil, tiene un buen repertorio. Aún lo tiene”, agregó.