Deportes

“El Golden” espera buena bolsa


El Nuevo Día
Oscar De la Hoya, el peleador, dio a suponer el jueves que Oscar De la Hoya, el promotor, le hará una buena oferta por su próxima pelea, que se espera que sea un reto titular frente al nicaragüense Ricardo Mayorga por el cetro superwelter del CMB.
“Bob Arum --su antiguo promotor-- tiene el derecho de hacer una oferta que después la Golden Boy Promotions tendría que igualar o superar”, explicó De la Hoya, quien preside, a su vez, a la Golden Boy Promotions.
“Y yo creo que la Golden Boy va a hacerme una buena oferta... o por lo menos eso espero”, agregó, desplegando su famosa sonrisa.
En una charla con varios periodistas locales después de la conferencia de prensa del jueves relacionada con la cartelera que su compañía presentará hoy en el coliseo José Miguel Agrelot, De la Hoya dijo que Arum y la empresa Top Rnak tendrán un plazo de cinco días --a partir del próximo lunes-- para hacerle un ofrecimiento formal por su próximo encuentro.
De no surgir ese ofrecimiento, o de superarlo la Golden Boy, entonces la propia compañía de De la Hoya iniciaría gestiones con la empresa del promotor Don King, que es la que controla a Mayorga.
Mayorga, el otrora campeón unificado del peso welter, se convirtió en monarca de las 154 libras para el CMB en su último compromiso, cuando venció por decisión al italiano Michele Piccirilo el 13 de agosto para conquistar el cetro vacante.
Y semanas atrás, el CMB determinó, en su convención celebrada en España, que Mayorga debe defender su cetro ante De la Hoya, quien fue colocado como su retador obligatorio.
“Voy a hacer esa pelea en mayo, otra en septiembre... y se acabó”, dijo De la Hoya, quien no pelea desde que cayó por nocaut ante Bernard Hopkins al tratar de unificar el cetro mediano en septiembre del año pasado.
“La única motivación que tengo para esto es no salir (del boxeo) como salí en la pelea con Hopkins”, dijo. “Y sé que en 150 libras, más o menos --que es mi peso-- voy a estar muy bien, muy fuerte”.
“Y quiero que la última sea una pelea grande... que sirva de despedida”.
Mencionó a esos efectos, tal vez por milésima vez, a Félix 'Tito' Trinidad, quien volvió a retirarse tras perder ante Winky Wright en abril pasado.
“Sé que Tito quiere esa pelea y yo la quiero también”, dijo, aunque admitió que, superado incluso el problema de su retiro, la discrepancia con el peso --Tito hizo sus últimas peleas en el peso mediano-- podría ser suficiente, de por sí, para tronchar ese combate.
“El no va a bajar de las 160 y yo definitivamente no voy a pelear en 160”, dijo De la Hoya. “Por eso también es que yo creo que es muy difícil que esa pelea se dé”.
Descartado Trinidad, el único otro nombre que De la Hoya mencionó como rival de envergadura para su combate final fue el del ahora monarca junior welter, Floyd Mayweather, Jr.
“Eso no quiere decir que yo voy a pelear con él... pero lo pongo como ejemplo”, dijo sobre el hijo de su entrenador actual y considerado, a su vez, como posiblemente el mejor peleador del mundo en estos momentos.
Por último, De la Hoya, quien lleva cuatro años residiendo al menos a tiempo parcial en la Isla --con su esposa Millie Corretjer--, dijo que hará aquí el entrenamiento para las que espera sean las dos últimas peleas de su carrera.
Oscar De la Hoya, el peleador, dio a suponer el jueves que Oscar De la Hoya, el promotor, le hará una buena oferta por su próxima pelea, que se espera que sea un reto titular frente al nicaragüense Ricardo Mayorga.