Deportes

Benard entusiasmado


Emir Alfaro

El ex big leaguer pinolero, Marvin Benard, llegó ayer a Managua y fue recibido en el Aeropuerto Internacional de Managua por Maritza Cordero, directiva del León, y por Ramón Lacayo, de la Corporación de Zonas Francas, patrocinador del conjunto metropolitano.
Benard, como siempre se ha caracterizado, mostró su humildad ante los medios de comunicación, atendió llamadas telefónicas y hasta firmó algunos autógrafos a personal del aeropuerto.
Marvin se incorporará al León en el juego de hoy ante San Fernando en la ciudad metropolitana, donde podría ver acción como designado o emergente, ya que tiene que entrar en calor y podría ser la próxima semana cuando se vea de titular.
“Con tal que yo juegue, a mí no me importa dónde me pongan”, dijo muy sonriente Benard al ser consultado sobre cuál posición ocupará con los felinos y agregó que llega a “ayudar al equipo de León”.
“Soy un pelotero, humano como cualquiera, voy a fallar, puedo cometer errores, me voy a ponchar, pero voy a salir a tratar de hacer un mejor papel todos los días. Estoy entusiasmado de que ya comience esto”, agregó.
Señaló que su incorporación al León se debió a que “me gustó la manera cómo me habló el señor Ramón Lacayo. Me dije vamos a probar algo diferente y ahí estamos en León. Personalmente no hablé con nadie del Bóer, había contactos por afuera, pero no seriamente con un dirigente o alguien de la organización del Bóer”.
Sobre su tercera participación en la liga de Nicaragua Benard dijo: “La primera vez vine estando en Grandes Ligas, la segunda fue para fortalecer la rodilla y esta vez vengo, no sé, estoy en medio, me siento bien de salud, la rodilla está bien y soy más maduro de la cabeza, veo cosas diferentes como las veía antes, ya que en mi vida personal han cambiado muchas cosas. Hoy veo las cosas más tranquilas”.
“Al llegar a León le preguntaré a los bateadores cómo están los pitcheres, que tiran, cómo lo tiran, y uno sentándose y viendo lo que está pasando aprende mucho. Uno le pone atención de la manera que trabaja Henry Roa, es bien cayado y no dice mucho, pero estudia el juego y sabe hacer su trabajo. Estaré hablando con él mucho, preguntándole, porque él más que cualquiera conoce a los lanzadores de aquí”, concluyó.