Deportes

Chicago recobra fuerzas


El Nuevo Día

Malas noticias para el campeón de la Liga Nacional.
El cuerpo de abridores de los Medias Blancas de Chicago está cargando las baterías y descansando en espera de que se defina quién será el rival en la Serie Mundial que inicia el sábado.
Mientras los Astros de Houston y los Cardenales de San Luis se mantienen enfrascados en una lucha por el título de la Liga Nacional, los inspirados Medias Blancas, quienes han ganado 12 de los últimos 13 desafíos que han celebrado (incluyendo la serie regular y la postemporada), están afinando su estrategia de cara al clásico otoñal.
Y lo mejor de todo es que la cuarteta integrada por José Contreras, Mark Buehrle, Jon Garland y Freddie García ha tenido tiempo suficiente para recuperar las energías perdidas en la última serie ante los Angelinos de Los Ángeles.
“El pitcheo abridor está descansando. Al igual que en la serie contra Boston, nuestros abridores han tenido tiempo suficiente para descansar”, dijo Joey Cora, coach de tercera base de los Medias Blancas.
Luego de barrer en tres partidos a los Medias Rojas en la Serie Divisional, Chicago se enfrentó a los Angelinos de Los Ángeles en un clásico en el que los lanzadores abridores realizaron una sensacional actuación.
En un hecho histórico, los cuatro abridores de los Medias Blancas que lograron las victorias cubrieron la ruta completa.
Sólo el relevista Neal Cotts fue utilizado durante la serie y su trabajo fue de apenas dos tercios de entrada en el primer encuentro de la misma.
Ayer Cora aclaró que la dirección del equipo no utilizó ninguna nueva estrategia con sus lanzadores en esa serie. También negó que el dirigente sobre usara a sus serpentineros en su afán por conseguir el gallardete.
“Nosotros usamos bien a nuestra rotación durante la temporada. Tuvimos cuidado en hacerlo. No brincamos a nadie de la rotación, nadie lanzó con tres días de descanso. Siempre tiramos una rotación de cinco hombres. Nadie estaba cansado, todos estaban enteros”, agregó el ex intermedista de Grandes Ligas.
“Tampoco ninguno de nuestros lanzadores tiró más de 250 entradas en la temporada. Además usamos a nuestro bullpen. Lo que pasa es que en las series contra Boston y los Angelinos nos ayudó mucho el descanso”.
Durante la Serie de Campeonato, Cora explicó que la estrategia se mantuvo en permitir que sus abridores trabajaran hasta completar de 110 a 115 pitcheos por juego.
Sólo Garland y García se excedieron de los límites en el tercer y cuarto juego de la serie. El primero completó 118 y el segundo 116.
“Los abridores fueron utilizados de la mejor manera. Nosotros dejamos que nuestros lanzadores hagan de 110 a 115 pitcheos por juego. Da la casualidad que pudieron tirar esa cantidad de pitcheos al completar las nueve entradas”, dijo Cora.
“Nosotros no cambiamos nuestra estrategia de pitcheo. Lo que pasa es que esa cantidad de pitcheo fue suficiente para tirar las nueve entradas”, agregó.
Los abridores Contreras, Buehrle, Garland y García se combinaron para una efectividad de 2.20 durante la serie ante los Angelinos. Todos consiguieron una victoria.
Por otro lado, ese pitcheo hizo lucir algo miserable a la ofensiva de los Angelinos.
Echando un vistazo a las estadísticas, Vladimir Guerrero apenas promedió .050, con apenas un hit en 20 turnos. No pegó jonrones ni impulsó una carrera.
Garret Anderson lo hizo para .176, mientras que José Molina y Chone Figgins promediaron .118. Orlando Cabrera lo hizo para .200. Sólo Adam Kennedy tuvo relativo éxito ante el pitcheo de los Medias Blancas, cuando consiguió promedio de .286.
“Nuestro pitcheo dominó la serie. Pasó como en la serie ante Boston. Siempre dijimos que había que evitar que se embasaran tipos como Figgins y Cabrera. La idea era que Vladimir y Anderson vinieran sin gente en base. Sabemos que los Manny (Ramírez), David Ortiz, Vladimir y Pujols (Albert) van a batear. Lo que hay que evitar es que se embasen los que vienen antes de ellos”, dijo Cora.
Por otro lado, Cora se mostró orgulloso por el hecho de haber sido exaltado el fin de semana pasado al Salón de la Fama del Deporte de Caguas.
Cora no pudo estar presente en la actividad.
“Es un honor grande para mí como cagüeño. Mi familia estuvo allá, pero de verdad que me siento orgulloso que me hayan escogido”.