Deportes

Girardi dirigirá a Marlins


Miami, EU / EFE -El proceso de búsqueda del sustituto del veterano manejador Jack McKeon, que se retiró al finalizar la temporada regular, pudo haber llegado a su final después que Joe Girardi, entrenador reserva de los Yanquis de Nueva York, aceptó la oferta que le hicieron los Marlins de Florida.
Girardi ya llegó a un acuerdo de principio con los directivos de los Marlins, quienes dijeron que hoy, jueves, en conferencia de prensa darán a conocer su fichaje de manera oficial.
“Estamos cerca”, dijo el dueño de los Marlins, Jeffrey Loria. “Estamos tratando de acordarlo todo y firmar un contrato para que sea el máximo responsable técnico del equipo”.
Loria subrayó que era optimista de conseguir cerrar todos los puntos del acuerdo con Girardi, y destacó que el fichaje se anunciaría el jueves.
Girardi, quien también se entrevistó para el cargo de piloto de los Mantarrayas de Tampa Bay, no tiene experiencia como dirigente y éste había sido el primer año que ha estado como entrenador reserva con los Yanquis.
Sin embargo, el manejador de los Yanquis, Joe Torre, dijo que Girardi iba a ser un gran piloto para los Marlins, porque tiene todos los conocimientos para hacerlo muy bien.
Girardi fue receptor durante 15 años en las Grandes Ligas, ganando tres campeonatos con los Yanquis antes de retirarse como jugador activo en el 2003.
Luego fue comentarista de televisión en el 2004, y se unió al cuerpo de entrenadores de los Yanquis esta campaña.
Girardi, de 41 años, sustituiría a McKeon, de 74 años, que llevó a los Marlins al título de la Serie Mundial en el 2003, pero renunció al culminar esta temporada, cuando el equipo tuvo marca de 83-79.
Los Marlins también entrevistaron al cubano Fredi González, entrenador reserva de los Bravos de Atlanta, al entrenador de tercera de los Atléticos de Oakland, Ron Washington, y al de los Mantarrayas, Billy Hatcher.
Girardi no ha querido hacer ningún comentario, ni tampoco su agente, pero fuentes cercanas a los Marlins confirmaron a EFE que el acuerdo estaba prácticamente cerrado y sólo era cuestión de esperar el anuncio oficial.