Deportes

Chinandega tras el sueño


Martín Ruiz

Esta noche se cantará el esperado Play ball que dé inicio a la segunda Liga de Béisbol Profesional de la LNBP, primero en León, a las 6 de la tarde, y una hora después en Chinandega, en esta última, donde vuelve a tejerse el sueño de conquistar un título, para terminar con el ayuno de 32 años y que se les ha negado en los dos últimos.
San Fernando los frustró en la final de la Primera División en 2004, arrebatándoles el banderín en el cierre del séptimo juego. Después fue el León en la primera Liga Profesional, que después de estar contra la pared en la serie 3-2, ganaron los dos últimos desafíos y terminaron propinando una paliza 12x0 en el juego decisivo.
Por ello, los directivos chinandeganos se empeñaron en confeccionar un equipo altamente competitivo en todos sus sectores, desde la dirección, con el cubano Jorge Fuentes, hasta en su roster, donde últimamente adquirieron al big leaguer Vicente Padilla.
William Juárez, Julio César Raudez, Oswaldo Mairena, Olman Rostrán, el cubano Miguel Pérez, Boanerges Espinoza, Mario Peña, y los prospectos Luz Portobanco, Jason Wall, Wilmer Villatoro y William Ponce, acompañarán a Padilla en el staff de pitcheo, que tiene capacidad de estrangular a cuantos bateadores enfrenten.
Igualmente, han redondeado un fuerte line-up, donde destacan el versátil Edgard López, el receptor Adolfo Matamoros, Stanley Loáisiga, Juan Oviedo, Próspero González, entre los nicas, a los que se suman el colombiano Carlos Villalobos, de estimable poder ofensivo, el estadounidense Dwaine Bacon y el cubano Alejandro Zuaznabar. Están en reserva jugadores como Reymundo Leytón y estarán prestos a reforzar cada debilidad.
León, campeón de la pasada edición, también reforzó su línea de pitcheo, pero mantiene la mística con los miembros del conjunto. Henry Roa, Sandor Guido, Eduardo Romero, Yasmir García, Oscar Mairena, que levantaron el trofeo con Aristides Sevilla, Devorn Hansack, Julio César Villalón y Arián Cruz, están juntos nuevamente, y se les unieron el toletero Justo Rivas, el receptor cubano Alexis Hernández, Cairo Murillo, el panameño Gilberto Méndez, el cubano Amauri Sanit, así como José Luis Sáenz, Norman López, Freddy Corea y Alvaro López. Esperan a Marvin Benard para finales de mes.
Estos equipos, finalistas de la primera edición, lucen mejor confeccionados que el Bóer y San Fernando, que disponen de mucho personal nica y están confiando en los extranjeros que les llegan, muchos de ellos que hasta hoy se les unirán.
El Bóer tendrá en su roster a 15 peloteros extranjeros, de ellos cuatro cubanos y estadounidenses, cinco dominicanos y dos panameños, los últimos de calidad comprobada como son Elpidio Pinto y Miguel Gómez. Marlon Abea, Nemesio Porras, Jimmy González, Jorge Luis Avellán, Sandy Moreno, Aníbal Vega y Ernesto Garay son la cara del club, y se verá cómo funcionan Bárbaro Canizales y Michel Abreu, destacados peloteros cubanos.
San Fernando tiene un excelente infield, con Norman Cardoze, Ofilio Castro, Mario Holmann, Freddy Chévez, y un outfield de mucha movilidad, con un estimable staff de pitcheo que comandan Franklin Sánchez y los relevistas Jairo Pineda y Donald Calderón.
Los clubes tuvieron algunas dificultades para entrenar por las lluvias de semanas atrás, pero un alto porcentaje está en forma y listo para el juego. León se mide al Bóer y Chinandega al San Fernando. Es tiempo de béisbol.