Deportes

A-Rod reconoce que no jugó bien


El dominicano Alex Rodríguez, quien es el pelotero que mejor salario tiene en las Grandes Ligas, reconoció que no había jugado bien en la serie de división que su equipo de los Yanquis de Nueva York perdió por 3-2 frente a los Angelinos de Anaheim.
“No hay excusas, no he jugado bien en la serie, no hice mi trabajo y me siento mal”, comentó Rodríguez después que los Yanquis perdieron por 5x3 el quinto y decisivo partido de la serie de división de la Liga Americana para quedar eliminados de nuevo de la lucha por el título de la Serie Mundial.
Rodríguez, que tiene un salario anual de 25,7 millones de dólares, se quedó con .133 de promedio de bateo y sin haber impulsado ninguna carrera en la serie.
El torpedero estelar Derek Jeter fue el único junto con el primera base Jason Giambi y el jardinero Gary Sheffield que pudieron superar al pitcheo sólido de los Angelinos, encabezado por el novato dominicano Erwin Santana y los relevistas venezolanos Kelvim Escobar y Francisco Rodríguez.
Jeter, que se fue de 4-3, incluido jonrón solitario, dos impulsadas y anotación, dijo que los Yanquis pagaron la consecuencia de no tener la ventaja de campo.
“En la competición de la postemporada, la ventaja de campo es muy importante, en los últimos años no la hemos tenido”, declaró Jeter, que tiene 20 millones de dólares de salarios. “No hicimos bien las cosas y quedamos eliminados”.
Los Yanquis por quinto año consecutivo se quedan sin poder aspirar al título de la Serie Mundial que habían ganado las temporadas de 1996, 1998, 1999 y 2000, a pesar que el dueño del equipo, George Steinbrenner, invirtió una nómina de 205 millones de dólares para pagar a los peloteros.
Entre ellos al abridor Mike Mussina, que ganará este año 19 millones de dólares, y sólo aguantó dos entradas y dos tercios en el montículo para ser castigado con seis imparables y cinco carreras.
Mientras que Santana, de 22 años, y con un salario que no supera los 200.000 dólares, le dio una lección en el montículo para quedarse con la victoria al silenciar a la artillería de los Yanquis.
Una temporada más quedó comprobado que sólo con millones no se puede conseguir un título, sino que hay que saber invertir en los jugadores idóneos, y que cuando llega la competición de otoño no se conviertan en una colección de jugadores mejor pagados que rinden por debajo de su nivel.
Eso ha sido lo que le ha vuelto a ocurrir a los Yanquis, que pasaron de ser un equipo formado por buenos profesionales que superaban la producción por encima del talento que habían demostrado durante la temporada regular para ser un grupo de estrellas que desaparecieron cuando llegó la hora de la verdad en la competición de otoño.
La nueva eliminación de los Yanquis traerá cambios radicales a la formación de la plantilla, porque el dueño, Steinbrenner, no va a seguir permitiendo que una inversión de 205 millones de dólares no de más que para llegar a la serie de división de la Liga Americana.
Mientras, Marte Moreno, el dueño de los Angelinos, que hizo historia al ser el primer hispano que consiguió un equipo de Grandes Ligas, ha visto también como su inversión de 95 millones de dólares, la quinta plantilla más costosa de las Grandes Ligas, se la salvó un novato dominicano de 22 años.