Deportes

Gaspar campeón en medio de trifulca


— CARLOS ALBERTO MONTEALTO —

Lo que debió ser un campeonato donde floreciera la hermandad, lamentablemente tuvo un desenlace inesperado. Mientras se realizaba el tercer juego de la serie final de la categoría infantil entre los equipos Gaspar y Racar, un pleito que iniciaron dos nińos en el terreno se prolongó hasta sus respectivos managers, lo que trajo repercusiones negativas a la liga.;


Esta situación afectó drásticamente el desenlace del campeonato ya que el equipo Racar no se presentó a su última programación el sábado pasado. Por lo que el equipo Gaspar obtuvo el título cobijado por un ambiente que no era completamente de fiesta. ;


Mientras se realizaba el tercer juego de la serie final, a la altura del cuarto episodio Racar ganaba 1x0 al Gaspar que en ese momento tenía corredores en las esquinas, con dos out. El juez de home decretó un ponche cuando el bateador abanicó un lanzamiento y la bola se le escapó al receptor.;


Inmediatamente vino la protesta del manager del Gaspar, Rafael Delgadillo, quien argumentó que había sido foul. Los tres jueces del juego se reunieron y rectificaron la decisión inicial, por lo que el managers del equipo Racar, Alejandro Solís, salió a protestar fuertemente al juez de tercera, quien al escuchar la forma como se expresaba decidió expulsarlo del partido.;


Influenciados por la atmósfera que dejó la protesta dos nińos iniciaron una pelea dentro del terreno por lo que los cuerpos técnicos de ambos equipos fueran a separar a los nińos, incluso ambos managers que también se fueron a los golpes. ;


El encuentro finalizó empatado 1x1 en ocho entradas, que es el máximo que se permite jugar en la categoría infantil. Mientras que el segundo encuentro de la doble cartelera se realizó de forma normal favoreciendo al Gaspar que se colocaba únicamente a un juego del título, ya que había ganado los dos primeros partidos de la final pactada a siete juegos.;


La resolución del castigo que le sería impuesta a los dos managers, quedó en manos de la comisión técnica, que preside Cecilia Delgado, quien consultó con FENIBA en Managua para determinar la sanción, ya que no tenía un código de sanciones para el beis menor.;


Al final se decretó que Rafael Delgadillo, fue sancionado por el resto de la liga, más seis meses, mientras que el timonel del Racar, Alejandro Solís, fue sancionado de por vida del béisbol menor en Rivas, considerando que ya existían otros incidentes similares de su parte. ;


Esta resolución causó inconformidad en los dirigentes del equipo Racar, quienes alegaban que la comisión técnica no era lo suficientemente imparcial y además existían motivos personales para una decisión tan drástica sobre el mentor del equipo Racar, por lo que decidieron, junto con la mayoría de padres de familia y los nińos del equipo, no presentarse a la siguiente programación, en respaldo a su managers. ;


Así el equipo del Gaspar obtuvo el título de campeones del béisbol infantil, que no merecía un final tan amargo, y que pasó de ser una fiesta deportiva, a un remolino de especulaciones e insinuaciones donde los nińos de ambos equipos fueron los más afectados.