Deportes

Ahora sí, a jugar


— MARIANO LOPEZ —

Se abre el telón para el fútbol nocturno después de 30 largos ańos sin jugar bajo luz artificial, por fin se llegó la hora que ambos equipos enfrenten este desafío: el primer encuentro del Ťclásicoť capitalino: Parmalat - Ferreti.;


Guerra de estrategia entre dos timoneles más que de equipos, esto es los que se verá hoy a partir de las seis de la tarde en el Denis Martínez. Sentimientos encontrados, con tribus que se declaran la guerra en pos de sus propios ideales. Acrecentadas por la confrontación entre Róger Ťpinochoť Rodríguez, por los Ťlecherosť, y el colombiano Edison Oquendo, en la esquina rojinegra.;


Para Ťpinochoť Rodríguez este encuentro significa el desquite, ya que está dolido en el amor propio por las injusticias cometidas en contra de su equipo, pero no se puede negar que está teniendo resultados convincentes, que le han permitido elevar la credibilidad entre los aficionados.;


En el otro lado estará Oquendo y sus heroicos muchachos. El sudamericano llega con la misión de arrebatar el invicto a un equipo que ha empezado a brindar buen festival futbolístico en la cancha y que hoy irá con todo su arsenal disponible que mantiene inmaculado su caminar en esta primera vuelta.;


Rodríguez quiere mantener su perfil de ganador, inspirado en la producción goleadora del duo que forman Emilio Palacios y Denis Rocha ambos con cuatro goles. Parmalat es un equipo de oficio que ha demostrado, por mucho, saber lo que quiere. ;


Ambos técnicos tienen algo que el otro quiere. El internacional, pese a que ha ganado un nombre dentro del fútbol pinolero con el desaparecido equipo Juventus, aún dista del respeto que Róger Rodríguez tiene entre su gente. ;


Este duelo se perfila como una batalla abierta, entre dos equipos que gozan de aceptación dentro del público local, uno con gloria dentro del futbol nacional, el otro está empezando a hacer a escribirla.;


En lo futbolístico, este será un duelo para la belleza artística, porque de Parmalat ya se sabe que juega un fútbol de ataque, por todo el frente llegando al arco contrario con cuatros hombres con poder y determinación para definir una jugada.;


Si Ferreti juega como lo hizo el domingo contra Diriangén, en el que mostró orden y creatividad en la media cancha, con el hondureńo Pablo Valencia, habriendo juego por los extremos. Con Clarence Martínez y Milton Bustos llegaron al arco contrario con mucha claridad y determinación, pero con falta de efectividad.;


También hoy tendrán que cumplir con jugadas de laboratorio porque enfrente tendrá a la zaga más complicada y la menos goleada de la Liga. La batalla continúa entre estos dos clubes, y por primera vez en muchos ańos se jugará de noche.