Departamentos

Centro de estudios está por caerles encima

* Por no mencionar logros del gobierno que no tienen, les bajan la nota de conducta. * Jovencitas para utilizar las letrinas sin puertas, deben taparse unas con otras

Leoncio Vanegas

JALAPA

Lo primero que hacen los 287 estudiantes del instituto de Secundaria “Suyapa Gutiérrez” de la comarca Teotecacintes, antes de recibir sus clases, es barrer sus aulas para retirar el estiércol de ganado y heces humanas.
Las 10 vetustas aulas con paredes temblorosas y techos podridos están sin puertas y ventanas como parte del deterioro infligido por el tiempo y por el nulo mantenimiento gubernamental, según opinión de los comunitarios, organizados en los CPC.
Uno de los locales data desde 1956 y más parece un establo para animales que una aula de estudios; éste representa un atentado a la salud de los estudiantes por su polvoriento y roto techo de asbesto. El segundo de 4 aulas, fue construido por el padre Francisco Espinoza, en 1978, y sus paredes de ladrillo de barro ya comienzan a derrumbarse por la acción de las lluvias y el viento. Y el último, también de 4 aulas y en mal estado fue construido hace 15 años por la comunidad con la cooperación de un hermanamiento con Boulder, Colorado, de Estados Unidos.

Estudiantes se declaran en huelga
Rosa Marina Balladares, representante de educación en el CPC de la comarca, mostró el deprimente estado de las letrinas, donde las adolescentes se tapan unas con otras para hacer sus necesidades por la falta de puertas. Señaló que tampoco el centro de estudios cuenta con luz eléctrica, agua potable ni mobiliario.
Los comunitarios recordaron que hace un par de meses, los muchachos de Cuarto Año se declararon en huelga para que los trasladaran a otra aula medio regular, debido al mal estado y falta de higiene en el local antiguo donde recibían la enseñanza.
A los alumnos se les pedía como tarea mencionar los logros del gobierno de Ortega, y ellos se negaban a contestar porque consideraban que la pregunta era incoherente con las paupérrimas condiciones del centro de estudios, con el resultado que los maestros los sancionaron bajándoles la nota de conducta.
Abrahán Chávez García, padre de familia, dijo que los chavalos corren un serio peligro porque la escuela puede caerles encima. “Hace poco, ensayaban para la fiestas patrias y casi les cae una pared de ladrillos”. Tan deteriorada está la infraestructura, que los estudiantes tienen que buscar cómo cubrir sus cuadernos de las tantas goteras que caen del techo.

No quieren aulas prefabricadas
“El gobierno dijo que iba a priorizar la educación y la salud, pero creemos que son los líderes locales los que no gestionan”, espetó. Añadió que la demanda de matrícula anual sólo para Secundaria es de 700, pero como no hay lugar para ellos se van a otros lugares o a trabajar al campo.
Balladares recordó que cuando el actual presidente de la República vino a Jalapa con su campaña electoral, ella llevó una pancarta para demandar la construcción del instituto. “Y él le dijo al alcalde que se procediera a solventar la necesidad, y hasta este momento --4 años después-- no tenemos nada de ayuda”, reclamó.
En la última semana llegó un camión a descargar perlines para levantar dos aulas prefabricadas, pero los CPC dijeron que no permitirán que se armen, porque si no así va a pasar muchos años más, sin que les construyan completamente el instituto. Agregaron que a Teotecacinte se le califica como un símbolo del sandinismo que defendió la Revolución en los años ochenta del siglo pasado, pero que sus habitantes resienten el abandono en que les tiene el actual gobierno.
El alcalde Orlando Zeledón respondió que la construcción del instituto de Secundaria está incluida en los planes de inversión del Fondo de Inversión Social de Emergencia, Fise, pero están a la espera de fondos externos para su ejecución.