Departamentos

Se opone a que MiFamilia retire a menor de rehabilitación


Lesber Quintero

La noticia  de que su nieto e hijo de crianza  no continuará rehabilitándose en las instalaciones de Nuestros Pequeños Hermanos (NPH), mantiene preocupada a la señora Josefa Antonia Jiménez Cerda, de 64 años.
Según ella  son las autoridades de la delegación departamental de MiFamilia-Rivas, quienes están gestionando ante NPH el regreso de su nieto Bryan Josué Jiménez.
Doña Josefa Bryan dice que ingresó a su nieto a los siete años a ese centro de rehabilitación en la Isla  de Ometepe, porque “a esa corta edad ya no lo soportaban, sus padres lo habían abandonado y en medio de mi pobreza me hice cargo de él.
Al ver que sólo se mantenía en las calles y que hasta lo usaban para mandarlo a robar, solicité ayuda y fue en NPH donde me la brindaron.
Ahora que el chavalo tiene 13 años MíFamilia quiere que yo firme un documento en donde solicito su egreso y que  me hago cargo de él”, explicó.
Agregó que se opone rotundamente a la propuesta que hace MiFamilia, porque quiere que su nieto salga de NPH a servir a la sociedad  y no que la sociedad le tenga terror. A la vez argumenta que ella por ser de escasos recursos, no puede costear los medicamentos y gastos de rehabilitación y terapias a la que  es sometido Bryan en NPH para su proceso de rehabilitación.
Tratamos en dos ocasiones de conocer la versión oficial de Rivas, pero la  delegada departamental Amparo Grijalva Jaén,  se excusó  de dar entrevista, señalando que iba a una reunión  y en otra ocasión manifestaron que no estaba.
En tanto, en las oficinas centrales de NPH ubicadas en San Jorge, se nos informó que los indicados para hablar del tema se encontraban en Honduras, incluyendo una trabajadora social identificada como  Ana Jacoba, quien según doña  Josefa ésta le manifestó que por ellos no había problema en continuar manteniendo bajo su resguardo a Bryan, el que tampoco quiere salir del centro NPH.