Departamentos

12 manzanas de tierra revelan maraña jurídica


Lesber Quintero

POTOSÍ

La disputa de 12 manzanas de tierra que pertenecían a una anciana fallecida en 2009 sin dejar testamento, hoy es causa de una disputa legal que se ha convertido en una maraña judicial, dicen los hermanos Mario y Adolfo Saavedra, quienes reclaman la propiedad de su tía.
La propiedad está sobre la carretera Panamericana, de la entrada vieja al municipio de Belén, 600 metros al este y pertenecía a Eva María Saavedra, quien murió el 23 de agosto de 2009 y no dejó testamento.
Mario y Adolfo, sobrinos de la difunta solicitaron los derechos hereditarios, a los que se opuso Ramón Ernesto Saavedra, hermano de Eva María.
Ramón Ernesto se opuso mediante la representación de su abogado Max Donald Mena Romero, “pero la propiedad ya había sido vendida dos veces por personas ajenas a la familia”.
Max Donald hizo una escritura de compraventa de la propiedad en la que comparece como vendedor Rodolfo José Zelaya López y como comprador Ramón Evenor Mayorga, y al día siguiente Donald presenta el escrito de oposición de derechos hereditarios.
Los sobrinos se enteran que dos meses antes que Eva María falleciera, una vecina a la que identifican como Arlen Yareth Almendarez, “aprovecha el delicado estado de salud de su tía para hacerle firmar un Poder Generalísimo a favor de ella”. Con ese poder Arlen vendió después la propiedad a Rodolfo José Zelaya López en 20 mil córdobas, y posteriormente, Zelaya López vende la propiedad a Ramón Evenor Mayorga en 37,500 dólares.
Los hermanos Saavedra aseguran que todo es parte de una maraña jurídica en la que involucran a la Juez de Distrito Civil de Rivas, porque según ellos en ese Juzgado mantienen engavetados el expediente en donde ellos demandan anular la escrituras del Poder Generalísimo y la escrituras de compra-venta; asimismo, a la vez abolir la inscripción de la propiedad que desde el 19 de noviembre de 2009 aparece en el Registro Público de Rivas a nombre de Ramón Evenor Mayorga.