Departamentos

Capacitan a conductores de taxis y buses urbanos


Ingrid Duarte

Más de 200 trabajadores del transporte selectivo y colectivo, ayudantes y concesionarios pertenecientes a cuatro cooperativas del departamento de Granada están participando en una capacitación especial sobre la legislación que atañe al sector, normas de cortesía y relaciones humanas, en una de las aulas del Instituto Nacional para la Administración y la Economía (Intae).
Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito (Ley 431); Ley de la Policía Nacional (Ley 228); Ley de Seguridad Ciudadana; Derechos fundamentales de las personas de acuerdo a la Constitución Política de la República; lo mismo que artículos de interés relacionados con el sector transporte establecidos en el Código Penal.

Normas de cortesía
Principalmente han abordado temas sobre los efectos positivos de las normas de cortesía que deben ser “el pan de cada día”, el buen trato al usuario, el respeto y hasta lo que tiene que ver con el cambio de actitudes, en la  vestimenta, en el aseo personal, en las formas de expresión o  en el lenguaje usado por choferes y ayudantes.
También han estado estudiando en lo más elemental la Ley General de Transporte Terrestre (Ley 524), coordinado por la licenciada Lily Hernández, responsable del área jurídica de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Granada (Acugra) y el también facilitador, doctor Israel Cortés Lazo.

Los capacitados
Los talleres comenzaron el 22 de agosto y concluyen el 7 de noviembre. Durante los dos primeros encuentros los capacitados el curso recibió buena aceptación. “Porque es necesario brindar un mejor servicio, con respeto y en todo lo que concierne a las relaciones sociales y humanas”, dijo Benny Fermín Herrera García, concesionario de taxi, de la Cooperativa La Gran Sultana.
De igual manera se pronunció el reconocido taxista, Vicente Vargas, quien agradeció a Acugra, por la labor de capacitación, pero criticó que las cooperativas no trabajan en ese sentido, “hay miembros que se dedican a otras cosas que nada tienen que ver con el transporte”, por lo que según él deben dedicarle más tiempo.
Don Vicente aceptó que al usuario “hay  que tratarlo bien, aunque algunas veces tenemos que soportar las malacrianzas de algunos  pasajeros”. Es un buen factor, la cortesía, resumió.
Por su parte, el taxista César Castillo (hijo) insistió en que los propietarios de los vehículos deben tener mucho cuidado en la contratación de personal, sobre todo por asunto de cultura. “Lo que sucede es que por unos la pagan otros, cuando el usuario no recibe un trato de cortesía. Su compañero de trabajo, Armando Abea, con muchos años al volante reconoció la importancia de la iniciativa, “estos talleres son importantes para los cambios de actitud individual”, acotó.