Departamentos

El Sol también les ilumina la noche

* 607 familias utilizan por última vez los candiles que eran el tipo de luz que utilizaban * Nueva forma les variará la rutina nocturna, cuando por primera vez vean televisión

Leoncio Vanegas

SAN LUCAS

En la casa de doña Dalila Betanco, de la comarca El Cuyá, y en la del señor José Benito Morales, en El Mogote, encienden por última vez los candiles u “ocholes” de ocote para alumbrarse por la noche. Consideran que en pocos días ya no será necesario, pues sólo esperan la llegada del técnico que les instalará los paneles solares.
Como estas dos familias, 338 del municipio de Las Sabanas y 269 de San Lucas han recibido sus sistemas de energía domiciliar y las autoridades municipales de ambos territorios esperan que a finales de mayo, todas las viviendas ya estén iluminadas.
El alcalde de Las Sabanas, Jalmer Bismarck Rivera Alvarado, explicó que los sistemas han sido entregados a familias de 8 comarcas, que por su lejanía con respecto a la red que administra Disnorte-Unión Fenosa y la dispersión de sus viviendas “jamás van a tener energía eléctrica convencional”.
Por su parte el edil de San Lucas, Mario Antonio Gutiérrez Altamirano, dijo que en la parte de su territorio son 11 las comarcas las que se iluminarán con los paneles.

Algunos tenían temor
Cada sistema domiciliar, con una vida útil de 20 años, tiene un costo de mil dólares, por lo que en los dos municipios la inversión es de 607 mil dólares, fondos proveídos por el Banco Centroamericano de Integración Económica y la Agencia Española para la Cooperación Internacional, AECI.
“La familia es propietaria indefinida, sólo pagará de entrada 100 córdobas y una mensualidad de 30 con lo que formarán un fondo administrado por la misma comunidad y que servirá para pagar el mantenimiento de los aparatos”, explicó Gutiérrez Altamirano.
Como anécdota, el alcalde contó que hubo familias que preferían continuar con los candiles o el ocote, porque aducían que esas “tablas negras podían atraer rayos o descargas eléctrica”, pero después de una explicación se convencieron de la importancia de tomarlos.
Otras beneficiarias exclamaban que la llegada de los aparatos “era una bendición de Dios y hasta un milagro” porque jamás se habían imaginado llegar a tener algo bonito como los paneles.

Un proyecto de sacrificios y riesgos
Los alumbrados con energía solar, de hecho, transformará la rutina nocturna de las comunidades beneficiarias, y ha suscitado comentarios y jolgorios en las familias, burlándose por ahora de los candiles que guardarán de recuerdo.
Las autoridades locales aseguran que la luz eléctrica fortalecerá la amistad vecinal, porque las visitas serán más prolongadas; el niño o niña mejorará sus estudios, porque con luz habrá más lectura y harán con más gusto las tareas escolares; por primera vez, tendrán la oportunidad de ver televisión, pues muchos padres, ya tienen en proyecto comprarse un televisor o un equipo de sonido, menos plancha. También la economía, porque las pulperías cerrarán más noche para atender a sus clientes.
El edil sanluqueño recordó que es la culminación de un proyecto que enfrentó una serie de problemas en su gestión, hasta un accidente de tránsito sufrió el alcalde del período anterior, cuando iba a la firma de un convenio a Managua. El miércoles último también casi se va a un abismo un camión que transportaba 150 sistemas fotovoltaicos, que llevaba para la entrega en 2 comunidades.
Añadió que casi todos los beneficiarios habían perdido esperanzas en la realización del proyecto, que llevaban 4 años de gestión. Y ahora lo han hecho realidad, lo han hecho luz.