Departamentos

Piden a policía rivense devolución de panga


Lesber Quintero

SAN JUAN DEL SUR

Los familiares de dos hermanos de San Juan del Sur, que están siendo procesados por supuestos vínculos con el narcotráfico, están exigiendo desde el 17 de enero que les regresen una panga que la policía incautó en los operativos que realizó el quince y dieciséis de enero, ya que aseguran que dicho medio fue adquirido de buena fe y que además sus parientes no tienen nada que ver con la narcoactividad.
El principal demandante es don Humberto Granados Lugo, de 58 años, quien explicó que la panga llamada “Corazón” que la policía le incautó a su hijo Norlan Granados Leal, le pertenece a él y que es utilizada para ofertar tour a turistas que visitan San Juan del Sur y que optan por dar travesías acuáticas
De acuerdo con don Humberto, la panga la adquirió a inicios de la década de los 90 gracias al financiamiento que el gobierno de Violeta Barrios les proporcionó después del maremoto a varios pescadores “y a la fecha le ha hecho varias inversiones porque primero fue usada para pesca artesanal y ahora para turismo y el 16 de enero a las 4: 30 de la tarde la policía se la ocupó a mi hijo cuando regresaba con un grupo de turistas y desde esa fecha estoy siendo perjudicado” comentó.
Agregó que la reputación de su familia ha resultado seriamente afectada al vincular a sus hijos con una incautación de 474 kilos de cocaína con 506.3 gramos, 57, que el quince de enero le ocuparon en el hotel “Río Lago” al tico Juan Carlos Guido Bolandi, de 44 años.
En la acusación que presentó el Ministerio Público a Norlan y a su hermano Edwin, los señalan de tener la función de recepcionar la droga en las costas de San Juan del Sur, pero sus familiares han negado tal versión y aseguran que siempre han trabajado honradamente y que prueba de ello es que las dos pangas que les ocuparon dieron resultados negativo a las pruebas de droga que se le practicaron.