Departamentos

División de iglesias y pastores

* Así celebraron Día de la Biblia en el Caribe Norte

Fermín López

Puerto Cabezas

¡Ojalá y la venida del Señor no nos sorprenda de esta misma manera!, fue la expresión de la hermana Josefina González, quien se encontraba en la celebración del Día de la Biblia en esta ciudad, el pasado domingo en horas de la tarde.
A diferencia de otros años en Bilwi este año el Día de la Biblia se tuvo que adelantar por directivos del Consejo Pastoral, los que estuvieron al frente de dicha actividad la que se caracterizó por la inasistencia de la mayor parte de las iglesias de esta ciudad.

¿Imposición desde Managua?
Aún los líderes religiosos no han querido dar alguna declaración pública por cuestiones cristianas, sin embargo, se supo que todo tuvo origen en asunto de dinero e imposición de programa desde Managua.
Durante la celebración de la marcha que inició en la Iglesia Asambleas de Dios Central y culminó en la cancha, participaron entre 200 y 300 personas.

Silencio de iglesias
La ausencia de los pastores de las distintas iglesias como Morava, Verbo, Morava Renovada, Adventista, Apostólica, Iglesia de Dios, Maranatha y muchas más que han preferido no decir nada al respecto.
A pesar del silencio que guardan los pastores de las iglesias, se conoció que otras de las razones fue el hecho que la programación fue impuesta desde Managua de donde también enviaron a un delegado a predicar como si tal los pastores miskitos no tuvieran la capacidad de traer una homilía en conmemoración del Día Nacional de la Biblia.

Protagonismo desfasado
Y como si no viera la escasez de gente que había en el evento, el delegado que llegó de Managua cuando fue llamado para predicar se puso a llamar por teléfono a su jefe, Reverendo Neftalí Cortés, en Managua, poniéndole el altavoz al teléfono pegándolo al micrófono y diciéndole “Aló, hermano Neftalí, aquí estamos, haciendo señas a los pocos reunidos para que aplaudan y griten, estamos reunidos…para que después el otro diera un discurso que nadie escuchó por el ruido que hacían los parlantes”, una forma ridícula que no cabe en una congregación cristiana.
Se supo que para la actividad central del Día de la Biblia en Managua los organizadores del evento pretenden llevar de los diferentes departamentos y las regiones autónomas una delegación de pastores como premio por haber asistido a su concentración.