Departamentos

Viveros producen a toda capacidad en Chinandega

* Antes tenían dos períodos de siembra, ahora cuentan con tres debido a más demanda * Empezaron produciendo 30 mil plántulas, ahora garantizan 80 mil y de mejor calidad

Róger Olivas

Empezaron produciendo 30 mil plántulas de hortalizas, las cuales regaban con el agua que a diario transportaban sobre sus cabezas desde sus casas, hasta el vivero, ahora todo cambió, tienen un sistema de riego que les permite garantizar el agua para las 80 mil plantas que producen actualmente y reducir sus riesgos físico.
Las empresarias del vivero “Divino Niño”, del sector “Dulce Nombre”, en el municipio de Somotillo, están orgullosas de los logros que en cinco años han obtenido, y muy contentas de tener un equipo de irrigación que les facilitó la Cuenta Reto del Milenio (CRM).
La CRM apoya con sistemas de riego, insumos, semillas y fertilizantes, a seis centros de producción de plántulas de hortalizas: dos en Somotillo, dos en Villanueva, uno en El Viejo y uno en Quezalguaque. También les brinda capacitación en temas como: nutrición de plántulas, riego y manejo fitosanitario.
“Antes acarreábamos hasta diez barriles de agua cada día, a veces no era suficiente. Echábamos el agua con regadoras, bandeja por bandeja, esto requería de mucha energía, pero hoy esto es diferente”, refirió Yolanda Mairena Neira, una de las ocho propietarias del vivero.

Mercado agrandado
En “Dulce Nombre”, la principal actividad económica es la producción y la comercialización de hortalizas. Las áreas de siembra de este rubro aumentaron con los sistemas de riego y equipos de ampliación que la CRM entregó a 50 productores de esta localidad. De igual forma, la demanda de plántulas incrementó, motivando a las dueñas del vivero a producir más.
“Tradicionalmente hemos producido dos períodos al año, a partir de este año vamos a producir tres veces, ahorita, en septiembre, tenemos 80 mil plántulas sembradas que es toda la capacidad del invernadero, y, posiblemente, en octubre también produciremos la misma cantidad para suplir la demanda no sólo aquí, sino que también de los productores de otras comunidades que siempre nos compran”, indicó Mairena Neira.

Nuevas metas
Con el interés de ampliar el vivero, han invertido parte de las ganancias en instalar las bases de metal para la nueva área. La CRM les brindará apoyo en el techado que les permitirá tener capacidad para 120 mil plántulas.
Otro de los planes de las productoras es construir una cámara oscura que asegure una germinación más rápida de la semilla. Actualmente, este proceso lo hacen en un cuarto oscuro de una de las socias. El vivero fue instalado hace cinco años con apoyo del Save the Children, que además les brindó capacitación en la producción y manejo de plántulas.