Departamentos

Viviendas para San Juan a través de Red Arco Iris


Francisco Mendoza

DARÍO, MATAGALPA

Veinte familias de escasos recursos económicos del Valle San Juan, municipio de Darío, fueron beneficiadas con igual cantidad de viviendas, gracias al proyecto que desarrolla la organización cristiana “Rainbow Network, Red Arcor Iris” cuya sede en nuestro país está en Ciudad Sandino y a nivel internacional en los Estados Unidos de América.
Nelson Palacios, director general de la Red Arco Iris en Nicaragua, señaló que el proyecto fue posible gracias al apoyo de familias norteamericanas que dando un granito de arena, se logró construir las veinte viviendas, cuya mano de obra fue puesta por la propia comunidad.
Rainbow Network-Arco Iris, es un ministerio cristiano no denominacional, fundado en 1995 y que ha cambiado la vida a decenas de miles de familias pobres de Nicaragua, donde según su director general con la entrega de estas 20 viviendas que benefician a 105 personas, ya son 645 en el país las que se han construido y atienden a 125 comunidades de ocho municipios, ya que están en Ciudad Sandino, Mateare, Nagarote, La Paz Centro, El Crucero, San Ramón, El Tuma-La Dalia y Ciudad Darío.

Cuatro componentes
Palacios aseguró que los trabajadores de Arco Iris están satisfechos y anhelosos de seguir trabajando, dijo que el proyecto Arco Iris trabaja con cuatro componentes fundamentales para que una familia pueda vivir dignamente y son: educación, vivienda, salud y desarrollo económico a través de micro-préstamos, donde el beneficiado sólo paga el uno por ciento de interés mensual.
Por su parte, Félix Pedro Reyes, gerente de Arco Iris en Darío, señaló que el proyecto nació como una necesidad de la población, donde primero entraron con el programa de salud y educación para luego llegar a los micro créditos y finalizar con las viviendas, donde recibieron ochenta solicitudes de casas, y luego a través del comité de la comunidad, se evaluaron los casos más sensibles, donde la familia que ahora es beneficiada, vivía en una casita de plástico o paredes de zinc y sin letrinas.
Las viviendas prestan todas las condiciones para vivir dignamente, tienen un costo de 3 mil 500 dólares, pero los beneficiarios sólo pagarán 2 mil 500 dólares a un plazo de 20 ó 30 años, pero lo importantes es que ahora tienen una casa digna para vivir.

Beneficiados felices
Susana González Urbina, hija de Ángel Urbina, quien fuera beneficiado con una vivienda, dijo sentirse satisfecha porque hayan beneficiado a su papá con una casa porque ahora toda la familia va a vivir en una buena casa, de igual manera se expresó Leonardo Hernández Urbina.
En nombre de los veinte beneficiados con el proyecto de viviendas, Rosario Moreno agradeció que se escucharon sus oraciones y a la brigada de norteamericanos de Arco Iris que estuvieron en la inauguración del proyecto, ya que sin la ayuda de ellos el proyecto no se hubiera realizado.
Los habitantes del valle San Juan, no sólo tienen vivienda, sino que cuenta con un médico que atiende la comunidad, micro créditos, estudiantes becados para que terminen la secundaria, y un proyecto de agua potable que abastece la comunidad, sóla falta la electrificación, pero el alcalde de Darío, Ángel Cardoza, se comprometió apoyar con el proyecto de energía eléctrica.