Departamentos

Mujeres demandan más participación

* Féminas de los departamentos de Estelí, Matagalpa y Carazo se reunieron en La Gran Sultana para profundizar en temas de género y participación ciudadana

Ingrid Duarte

Las mujeres integradas en la Escuela de Lideresas de la Fundación Mujer y Desarrollo Económico Comunitario (Fumdec) demandaron mayor participación e incidencia en asuntos de carácter público, a través de la creación de una Secretaría de la Mujer en cada una de las alcaldías del país, así como un presupuesto destinado a cubrir las necesidades que deriven.
La petición la dieron a conocer en La Gran Sultana durante el Quinto Encuentro de las Escuelas de Lideresas en el que participaron destacadas mujeres de los departamentos de Estelí, Matagalpa, Carazo y Granada, quienes exigieron al gobierno la implementación de políticas públicas con enfoque de género. 
La coordinadora de la Escuela, Marlene Rodríguez expresó que las funciones a desempeñar en esta Secretaría estarán sujetas a las indicaciones de las cientos de mujeres que están siendo consultadas en barrios, mercados, iglesias, centros de salud y otras plazas. “Es una pregunta bien específica: Para qué cree usted que debe existir una Secretaría de la Mujer en su municipio. También queremos conocer cuáles son los tres problemas más sentidos de ellas”, señaló.

Autodiagnóstico comunitario 
En ocasiones anteriores han abordado el tema del autodiagnóstico comunitario, incidencia política, presupuesto municipal y la administración de la Ley de Municipios (Ley 40). “Hoy también estamos hablando sobre la conformación y competencia de los cuatro poderes del Estado. Es importante conocer por qué algunos poderes están des balanceados y no están cumpliendo con su rol”.
Simultáneo al estudio de las leyes y funcionamiento del Estado, las mujeres están estructurando un plan de incidencia política en el proceso de consulta al presupuesto de sus municipios, cuyas herramientas están siendo brindadas en esta Escuela. “Es un proyecto de demandas de las mujeres”.
Para doña Danelia Rivas Gutiérrez de la comunidad San Pedro, jurisdicción de La Paz, en Carazo, la violencia intrafamiliar es una de las más fuertes demandas. Ella también pide apoyo para un fondo revolvente que de forma asociativa les permita instalar pequeñas empresas. “Estamos divididas en dos grupos: unas quieren poner una granja agrícola para el destace de pollo y otras quieren cursos para trabajos manuales, como elaboración de piñatas”.

Nueve generaciones
Durante cinco años de trabajo la Fundación ha graduado a nueve generaciones de mujeres originarias también de Boaco. “Reciben una formación combinada de teoría y práctica que les permite comunicarse con los funcionarios públicos, para que puedan plantear sus puntos de vista”.
Otras mujeres ya han tenido pláticas positivas con los gobiernos municipales de Nandaime, Diriomo, La Paz, La Conquista, San Gregorio y San José de los Remates, entre otros. En octubre se estarán reuniendo con la Comisión de la Mujer de la Asamblea Nacional para conversar en relación con algunos trámites de ley.