Departamentos

Evalúan mejoramiento genético forestal

* Destacan papel de banco de semillas del Occidente de Nicaragua

Los incendios forestales, la deforestación y la poca inversión en el establecimiento de viveros, producción de fuentes de semilleros forestales y la ausencia de políticas gubernamentales forman parte de las problemáticas planteadas por productores, empresarios, docentes e investigadores que participaron durante dos días en el segundo Seminario Internacional sobre Mejoramiento Genético Forestal, impulsado por el programa Sectorial de Desarrollo Rural Sostenible, Prorural, a través del Instituto Nacional Forestal, Inafor.
Alrededor de ochenta participantes de Centroamérica y Estados Unidos debatieron temáticas relacionadas con la producción de plantas frutales como una opción en la seguridad alimentaria del sector rural; mejora genética y trabajos de viveros; estrategias de mejoramiento para la producción de semillas certificadas; fertilización en propagación clonal; fenología vegetativa y reproductiva en árboles del trópico seco de Nicaragua; colectas de semillas para conservación y mejoramiento genético, entre otros tópicos.
“Las semillas forestales certificadas garantizan el establecimiento de plantaciones con buenos rendimientos productivos, generan mayor competitividad y sostenibilidad en el uso de la tierra comparado con otras inversiones de usos agropecuarios”, aseguró Bernabé Caballero, Director del Centro de Mejoramiento Genético y del Banco de Semillas del Occidente del país.
Como parte de las iniciativas de inversión en la producción forestal, el Banco de Semillas en el Occidente, Prorural y especialistas de la UNAN-León promueven seis líneas de investigación relacionadas con el ciclo fenológico de 27 especies forestales del trópico seco de nuestro país. Además, valoran a través de marcadores moleculares el peligro que experimentan distintas especies de plantas forestales que son prioritarias para el establecimiento de bosques.
El Banco de Semillas en Occidente tiene previsto recolectar mil kilogramos de semillas certificadas de veinte especies forestales con alta demanda, entre las que destacan la caoba, teca, cedro real, pochote, genízaro, guanacaste negro, leucaena, aceituno, entre otras. “Las semillas serán distribuidas o comercializadas a pequeños y medianos productores en todo el territorio nacional, interesados en establecer bosques forestales en sus pequeñas parcelas”, refirió Bernabé Caballero, quien recordó que el Inafor ejecuta el programa de la Cruzada de Reforestación de nuestros bosques.