Departamentos

Identifican “zonas rojas” de León


Por los bajos índices de violencia, la cabecera departamental de León es considerada por las autoridades nacionales como la ciudad más segura a nivel centroamericano, sin embargo, en los últimos meses se ha registrado un incremento en la actividad delictiva en distintos sectores de la localidad.
A través de una serie de investigaciones sobre actividad delictiva, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, con fondos de la Agencia Sueca de Cooperación y Desarrollo Internacional, Sida-Sarec, logró identificar los barrios y comunidades más inseguros y con mayor incidencia delictiva.

Identificados
Se mencionan como peligrosos los repartos Emir Cabezas, Primero de Mayo, Rubén Darío, Austria, Adiact-Sutiaba, Guadalupe, Benito Mauricio Lacayo, los distintos barrios céntricos de la ciudad y la comunidad costera de Poneloya.
Braulio Espinoza, docente de la Facultad de Derecho en la UNAN-León, destacó que más del 50 por ciento de los delincuentes que se encuentran privados de libertad en las cárceles preventivas de la Policía, son jóvenes menores de 25 años y provienen de estos barrios y comunidades rurales.
“Para contribuir a la seguridad ciudadana y prevenir la delincuencia generalizada, brindamos atención psicológica, jurídica y de servicio social en el sector sureste de la ciudad y en el barrio de Guadalupe. Estudiantes y docentes de la universidad atienden a jóvenes pertenecientes a grupos juveniles, y a la población en general que necesita los servicios de orientación psicológica y jurídica”, señaló Espinoza.
En las instalaciones de la Asociación Comunitaria Los Poetas, Acopode, y en la Casa Comunal “Tangará”, en Sutiaba y Guadalupe, se atiende a unos 200 jóvenes mensualmente. La actividad delictiva que involucra a jóvenes está relacionada con robos con fuerza, lesiones y maltrato intrafamiliar.

Cifras alarmantes de suicidios
Por su parte, Andrés Herrera, docente de la Facultad de Ciencias Médicas en la UNAN-León, explicó que las conductas suicidas de los jóvenes de entre 15 y 19 años, es otra situación preocupante que debe atenderse de inmediato. El Centro de Investigación en Demografía y Salud, CIDS, de la UNAN-León, realizó un estudio sobre conductas suicidas de pacientes en el Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra. En 2005 se registraron 326 suicidios en el departamento de León.
Para compartir estas experiencias con instituciones que trabajan con programas dirigidos a la niñez y adolescencia, la UNAN-León, desarrolla este 19 y 20 de noviembre, el seminario sobre “Explotación, violencia y maltrato infantil”, en donde se pretende elevar los conocimientos técnicos y científicos de los participantes.
El seminario es financiado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef. Participarán alrededor de 120 instituciones locales y nacionales que impulsan programas de la niñez y adolescencia.