Departamentos

Pedirán la derogación de la Ley de Veda Forestal


SAN CARLOS
Directivos de la Federación de Dueños de Bosque de Nicaragua (Fedubonic) sostuvieron un encuentro en San Carlos, Río San Juan, con madereros, regentes, delegados institucionales y de organismos vinculados al sector forestal, y según su presidente, el ingeniero Pedro Huerta, “la grita de la gente es la derogación de la Ley 585, Ley de Veda Forestal porque por la que ha venido a crear un desorden institucional desde el nivel central y en la cadena productiva forestal”.
Huerta sostuvo que la Ley de Veda Forestal nació al amparo de la campaña electoral (gobierno de Enrique Bolaños) con fines politiqueros de quienes iban a financiar los distintos cargos públicos. A su juicio, existe una contradicción con la Constitución de la República, con la Ley de Áreas Protegidas y la misma Ley de Veda Forestal.
El directivo de Fudubonic lamentó que como efecto de la Ley 585 exista un desorden en el marco vigente del sector forestal y se haya caído drásticamente el empleo que se garantizaba a través de toda la cadena productiva forestal. “Hay un traslape de leyes que por un lado garantiza el aprovechamiento de los recursos forestales y por otro lado los niega”, apuntó Huerta.
Según el directivo, los encuentros se realizan en los cinco distritos forestales del país y culminarán con un encuentro nacional a efectuarse el próximo 14 de diciembre en Managua. “Nos proponemos crear comisiones de trabajo a nivel municipal y departamental y fortalecer la gobernanza forestal y proyectar las comisiones forestales municipales y departamentales”, precisó Huerta.

Agenda forestal nacional 2008
El directivo de Fedubonic considera que es urgente un diálogo franco entre el sector institucional y la cadena productiva forestal, y señaló que en el encuentro nacional persiguen que la sumatoria de los planes de trabajo dé la pauta para elaborar la agenda forestal nacional 2008.
En el encuentro, Rodrigo Soto, costarricense residente en Nicaragua, precisamente en Río San Juan, representó al grupo de trabajo de los madereros y regentes forestales, quienes identificaron como problemas: la restricción de los diez y 15 kilómetros que establece la Ley 585, la falta de autorización para aprovechar madera seca, parada y caída fuera del área de restricción, la veda del almendro, que consideran no está contemplada en la ley, la modalidad de los planes de manejo de especies fuera de la veda forestal, la definición de inicio de los planes de manejo (2007-2008), deficiencias de la Comisión Interinstitucional y en los trámites para exportación, así como un sistema regulatorio desordenado.
Por parte del grupo de trabajo de los delegados institucionales y organismos vinculados al sector forestal, Gabriel Aguirre hizo la exposición, considerando que en el área de bosque se carece de un inventario forestal nacional y departamental, y al respecto señaló que no existe una base de datos de las plantaciones forestales de bosque de regeneración natural, no hay reposición del recurso forestal, y hay un uso irracional de los recursos energéticos.
Otro problema identificado es la expansión de la frontera agrícola, puesto que las quemas agrícolas no son controladas, existe un manejo inadecuado de los bosques y falta una política de pago a los servicios ambientales.
En el aspecto jurídico, coinciden en que existen leyes y decretos aprobados sin consulta ciudadana, poca divulgación de las leyes, contradicción entre las leyes ordinarias que regulan la materia, así como contradicciones entre los entes reguladores, la falta de control en el capital de inversión, por ejemplo, en Río San Juan usan los presta nombre o testaferros y en cuanto al aspecto transporte no existe control estricto de identificación para el transporte de madera.