Departamentos

Madre de periodista María José Bravo pide que asesino no salga


Yelba Tablada

JUIGALPA

Periodistas y pobladores recordaron el tercer aniversario del asesinato de la periodista María José Bravo Sánchez, y asistieron a una misa por el descanso de la joven y pusieron ofrendas florales en la tumba y sitio donde fue abatida.
Un nueve de noviembre, al esperar los resultados finales de los comicios municipales, en las afueras del Instituto Nacional de Chontales, fue asesinada Bravo Sánchez, quien colaboraba para La Prensa y el diario Hoy.
A sus 26 años de edad, licenciada en Comunicación Social, cursando un postgrado en Comunicación y Derechos de la Niñez y con una experiencia de seis años en periodismo, su vida fue segada por un disparo en medio de una efervescente contienda electoral.
Aunque el culpable, Eugenio Hernández, ex alcalde de El Ayote, fue condenado a 25 años de cárcel por el delito de asesinato, la sentencia se encuentra en apelación en el tribunal y se rumora que podría ser beneficiado con libertad domiciliar, por supuesta enfermedad que está padeciendo, por lo que doña Elda Sánchez, madre de María José, clama para que no le den libertad.
Doña Elda señala que siempre recibe llamadas de personas diciéndole que están por sacar al asesino, ya que tiene buenos aliados, y que pronto estará con su familia.
La madre dolida le hizo el llamado al presidente Daniel Ortega que le cumpla en su palabra, porque cuando la visitó, recién murió su hija, le garantizó que el culpable recibiría su castigo.
Para el periodista Julio Francisco Aragón Díaz, miembro del Colegio de Periodistas, la muerte de María José nunca será olvidada, y será siempre un ejemplo de cómo es el riesgo de esta profesión.