Departamentos

Trabajadoras sexuales se organizan en Estelí

* Admiten que muchas de ellas se dedican a esa “labor” para mantener a sus hijos, ya que se les dificulta encontrar otra fuente de empleo

Máximo Rugama

Por primera vez, más de 65 trabajadoras sexuales de varios departamentos de Nicaragua sostuvieron un encuentro en la ciudad de Estelí con el objetivo de intercambiar experiencias y organizarse.
En el encuentro, auspiciado por cuatro centros que respaldan los derechos de las mujeres, las trabajadoras sexuales conocieron los logros y dificultades alcanzados a raíz del primer encuentro latinoamericano de este tipo, desarrollado en Costa Rica en 1997.
En la actividad se dio a conocer la forma en que están trabajando en la Red de Trabajadoras Sexuales, (Retrasex), donde Nicaragua es miembro a partir de este año.
Susy Martínez Aráuz, responsable del área de capacitación de la Asociación de Mujeres Estelí Xilonem, dijo que recientemente dos representantes, que sirven de enlace con la red latinoamericana, asistieron al encuentro de Costa Rica y uno de los compromisos fue organizar a las trabajadoras sexuales nicaragüenses.
Abordan temas del
VIH-sida y violencia
“En nuestro caso ya comenzamos a realizar trabajo de incidencia, capacitaciones sobre derechos humanos, abordamos el tema del VIH-sida y violencia, y las trabajadoras sexuales han respondido satisfactoriamente”, dijo Susy.
Actualmente varias trabajadoras sexuales han participado en seminarios nacionales y de carácter centroamericano, estuvieron en el Primer Foro Latinoamericano sobre VIH-sida y en octubre tuvieron una participación activa en el encuentro de Costa Rica.
Susy Martínez destacó como logros de este año la inclusión de Nicaragua en la red, la cual está en proceso de consolidación, tener una sólida organización que luche por sus derechos, y en la medida de sus posibilidades capacitar a las trabajadoras del sexo en la prevención de las ITS/ VIH-Sida, la violencia y su salud en general.
Financiamiento propio
La organización de mujeres nicaragüenses buscará su propio financiamiento para ejecutar sus proyectos. A nivel latinoamericano destacó como logro la edición del libro “Un movimiento de tacones altos”, que contiene una metodología para realizar talleres con mujeres trabajadoras sexuales.
Representantes de las trabajadoras sexuales nicaragüenses participaron en el Concasida, evento de carácter internacional que culminó este viernes en Managua.
En el encuentro realizado en Estelí hubo de todo: “lágrimas, risas y mucha fuerza para continuar con este trabajo”.
Al borde del abismo
Algunas trabajadoras sexuales que omitieron sus nombres manifestaron que se dedican a esta labor mientras en el país no existan alternativas de trabajo digno, ya que la mayoría son madres solteras que tienen que mantener hasta cuatro hijos.
“Nosotras vendemos lo que es nuestro, es una manera de sobrevivencia ante la crisis”, destacaron.
Según estudios realizados por Xilonem, sólo en Estelí se estima que existen unas 150 mujeres trabajadoras sexuales, las cuales se ubican en varios night club, bares, casas de cita y las que ofrecen sus servicios a la orilla de la Carretera Panamericana.