Departamentos

Aun con buen invierno hay racionamiento de agua


Yelba Tablada

A pesar de los continuos aguaceros que cayeron en esta región, en algunos barrios de Juigalpa hay racionamiento del vital líquido debido a que Enacal a veces deja de operar sus equipos de bombeo por temor a que se les dañen por la cantidad de sedimento que registra el río Pirre.
El delegado de Enacal en Chontales, ingeniero Fernando Flores, reconoció que en algunos barrios de la localidad como Tamanes, Virgen María, San Antonio, Padre Miguel y Minvah, carecen de agua potable por el problema antes mencionado, y también porque las fuentes hídricas como el río Pirre y los ocho pozos de donde garantizan el servicio, son insuficientes ante la demanda que hay en la ciudad.
“El problema es que hay demasiado sedimento en la cabecera del río Pirre. Entre más agua corre, los equipos de bombeo se saturan, y nos obliga a suspender el abastecimiento”, manifestó el ingeniero Flores.

Demanda es mayor
Explicó que actualmente del río Pirre bombean 90 litros por segundo, y los 8 pozos que se encuentran ubicados en Las Limas, La Quebrada del Potrero y El Consuelo suministran 70 litros por segundo, y la demanda de los casi 60 mil habitantes es de 190 litros por segundo.
“La calidad y cantidad de agua la vamos a tener cuando haya concluido el Proyecto Puerto Díaz-Juigalpa”, dijo el ingeniero Flores, quien agregó que los barrios afectados son abastecidos cada cuatro días, aunque la gente dice otra cosa, pues en algunos lugares llega el vital líquido cada ocho y 17 días a pesar del excelente invierno.