Departamentos

Nace cooperativa agropecuaria en Carazo

* Parte de proyecto que busca recuperación del río Grande * 803 hectáreas han sido reforestadas con este programa

Alberto Cano

Una nueva cooperativa de producción agropecuaria denominada El Esfuerzo # 2 fue constituida en este departamento, con 15 miembros, cuatro de ellos mujeres, y por iniciativa de la Asociación de Desarrollo Comunitario de Carazo (Adeca), ahora bajo la dirección ejecutiva de Enrique Ramírez Asencio.
La cooperativa, según Ramírez, es fruto del proyecto denominado Reactivación Socioproductiva y Ambiental de la cuenca del río Grande de Carazo, que desde hace cuatro años financia el Marena-Posaf, con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y beneficia a campesinos de los municipios de Jinotepe y Dolores.
Con este proyecto, recordó el director de Adeca, han sido beneficiados 159 productores que poseen pequeñas parcelas y fincas en la cuenca del río Grande de Carazo, lugares donde el organismo ha venido trabajando para recuperar la cuenca y evitar, por medio de los planes de reforestación, que el río sucumba por completo.

Mejorar nivel del campesino
De hecho, lo que Adeca se propuso desde un primer momento fue mejorar el nivel de vida de los campesinos en esta zona, además de salvar el río por medio de los llamados cultivos limpios, silvopastoriles, con reforestación industrial y manejos de regeneración natural, que bien resultado han dado en la zona.
A la fecha, 803 hectáreas de terrenos han sido reforestadas, y en la parte ambiental se ha producido la retención de suelo y agua para enriquecer el manto acuífero, además de hacer que las tierras vuelvan a ser productivas, lo que se ha logrado con la buena disposición de los campesinos, que antes como ingreso mínimo tenían un poco más de 217 córdobas, y ahora casi alcanzan los 500 en ventas de productos cultivados en armonía con la naturaleza, mejores pastos que hacen que las vacas den más leche y otros beneficios como resultado del mejor trato al medio ambiente.
En total, este proyecto de Adeca ha entregado hasta ahora 132 mil plantas, entre maderables, frutales y de otras especies, que han sido cultivadas con buen éxito y han dado resultados altamente positivos, además de 300 diques de madera y piedra, 120 cubetas de infiltración de aguas y un número parecido de reservorios de aguas en las comunidades donde trabaja el proyecto.

Alianza con otras cooperativas
Sin embargo, lo conclusivo de la organización de los campesinos ha sido la formación de la cooperativa integrada por 15 socios, cuatro de ellos mujeres, que entraron ya en alianzas con otras cooperativas de Carazo y hasta cuentan con un mercadito en el que exponen todos los fines de semana los productos que cultivan gracias al apoyo de Adeca, porque el proyecto, además de las plantas, entregó herramientas para que la tierra sea preparada.
Esta cooperativa, según su presidente, Juan Bosco González, tiene ahora el compromiso de no dejar caer el proyecto una vez que termine, aunque en el Marena-Posaf se habla de una posible cuarta fase, que favorecería al campesinado caraceño.