Departamentos

Refugios leoneses sin alimentos


LEÓN
Un total de 176 familias en el departamento de León se encuentran evacuadas en más de 25 centros de albergues, que carecen de alimentos, agua potable, frazadas, medicamentos y letrinas. Las principales vías de acceso en las comunidades rurales se encuentran seriamente deterioradas por las constantes lluvias que han azotado el occidente del país.
El mayor Héctor Escoto, segundo jefe de Defensa Civil en León, expresó que varias familias que fueron evacuadas por la situación lluviosa han retornado a sus viviendas con el cese de las lluvias. Sin embargo, aun continúa la alerta amarilla decretada por las autoridades del Comité Municipal de Emergencia en El Jicaral, Santa Rosa del Peñón, Achuapa, El Sauce, y la cabecera departamental de León.
Más de 900 personas --entre niños y adultos-- se encuentran refugiadas en los centros de albergue. El Sauce tiene 42 familias evacuadas y ocho centros de albergues; Malpaisillo, 81 familias evacuadas en nueve albergues; Santa Rosa del Peñón, seis familias evacuadas y dos albergues; Telica 30 familias evacuadas y tres albergues; León 18 familias evacuadas y tres albergues en el casco rural.
Según Escoto, las nueve comunidades rurales en El Jicaral, donde habitan tres mil 600 personas, permanecen incomunicadas con la caída del puente ubicado en las inmediaciones del empalme. Igual situación atraviesan decenas de familias en la comunidad Mata Palo, en La Paz Centro, en donde efectivos del equipo de contingencia del Ejército trasladaron este fin de semana alimentos y víveres a los damnificados.
Por su parte, Margarita Hernández, responsable de la oficina de riesgo en la comuna leonesa, expresó que los tres centros de albergue instalados en el área rural de este municipio, necesitan alimentos, agua, víveres, frazadas, y particularmente letrinas con biodigestores para garantizar la salubridad e higiene entre la población, refirió.
Presupuesto se agotó
Así mismo, destacó que el presupuesto de 74 mil dólares asignado por el Concejo este año para mitigar cualquier situación de emergencia y desastre, se agotó con los trabajos de rehabilitación de caminos rurales y atención a los afectados durante el paso del huracán Félix.
“Hemos solicitado al Sinapred alimentos para abastecer a las familias evacuadas en los centros de refugios”, aseveró Hernández, quien mencionó que además de la falta de alimentos, la población carece de atención médica. “Se registran casos de enfermedades diarreicas y respiratorias”, afirmó.
El Comité de Emergencia Municipal en León estima más de 430 viviendas parcialmente dañadas, 356 en el área rural y 75 en el casco urbano. Sólo dos viviendas sufrieron desplome de paredes y techo.
Después de una semana de lluvias, la infraestructura vial en la cabecera departamental de León se encuentra seriamente deteriorada. Gustavo Somarriba, responsable de la Comisión de Infraestructura y Transporte de la Alcaldía de León, señaló que 152 kilómetros de caminos rurales, y 70 kilómetros de calles del casco urbano de León se encuentran destruidos por las constantes lluvias que han azotado este municipio. El 28 por ciento de las calles de tierra y macadam necesitan rehabilitación urgente, enfatizó Somarriba.
También sostuvo que realizarán acciones de eliminación de baches y pegaderos, que van a corregir el curso de la escorrentía superficial en las comunidades rurales, y a revestir con material selecto algunos tramos de caminos rurales que permanecen cortados.