Departamentos

Usuarios se quejan de anomalías de buseros

* Violentan tarifa de pasajes, ayudantes tomados de licor y maltrato a los pasajeros, entre las quejas

Máximo Rugama

Varios usuarios del transporte interurbano colectivo denunciaron una serie de arbitrariedades que cometen los conductores y ayudantes de autobuses, quienes violentan las tarifas, cobrando más de lo establecido y brindando maltrato.
Hay ayudantes que toman licor a la vista de todos y luego andan tropezando contra los pasajeros, y debido a su estado hasta los golpean, según dijeron.
Como los sábado y domingo la presencia de la Policía disminuye y los funcionarios del Ministerio del Transporte e Infraestructura no trabajan, los buseros hacen lo que quieren, según señalaron los afectados.
María Espinoza es una de las damas que aseguró que fue golpeada en la cara en el momento en que un “pesero” que iban en el autobús se tropezó y le pegó.
MTI no cumple
Pese a que el MTI en días recientes anunció que ordenaría el transporte y que impediría que los buseros sobrecargaran sus unidades, en la práctica eso no existe.
Hay buseros que circulan de Estelí a San Sebastián de Yalí, por la ruta de Condega, y que cuando salen de la Carretera Panamericana suben pasajeros a las canasteras y sobrecargan las unidades.
Las personas, ya sea por falta de transporte o porque no tienen conciencia del peligro que representa para sus vidas, viajan de esa forma en esas unidades dañadas y viejas que van recargadas.
Los usuarios demandan mayor orden por parte de la Policía y del Ministerio del Transporte, los que cuando hacen presencia se quedan sólo en la zona urbana de las localidades o en las cabeceras departamentales y el resto de territorio queda descubierto, por lo que los usuarios están a merced de las arbitrariedades de los transportistas.
Pero eso no es todo, cuando salen de sus itinerarios van lentos y cuando están retrasados circulan a velocidades prohibidas o no pasan por ciudades como Condega.