Departamentos

Repararán puentes en Granada

** También priorizarán entrada de Masaya a la Gran Sultana

GRANADA
Los viejos puentes de Palmira y Papa Q, en el municipio de Granada, serán beneficiados con un presupuesto millonario aprobado recientemente por los diputados de la Asamblea Nacional.
Según el gerente municipal, Alonso Cano, la Asamblea aprobó 1.4 millones de córdobas, los cuales serán dirigidos a la reparación de puentes, calles, caminos y carreteras de la Gran Sultana que se encuentran en muy mal estado.
“Pensábamos destinar parte de ese dinero a la reparación del camino que va a San Juan del Mombacho, pero como ya conseguimos para eso, entonces ahora queremos mejorar los puentes de Palmira y Papa Q, que fueron dañados por las lluvias”, dijo Cano.
Sobre la partida
Sin embargo, el gerente manifestó que todavía desconocen el mecanismo a seguir en cuanto a la entrega del dinero. “Todavía no sabemos si la Asamblea lo va a manejar directamente o si lo van a transferir a la municipalidad, eso tenemos que verlo con el Concejo, y posteriormente reorientar el presupuesto”, manifestó.
Para los granadinos, la importancia del puente de Palmira radica en que fue construido hace más de cien años y conecta a la ciudad con los barrios de Palmira, Posintepe, Pantanal, San Carlos y Adelita 1 y 2, donde se concentra una cantidad considerable de ellos.
Los daños fueron ocasionados por las fuertes lluvias que cayeron hace meses en la colonial ciudad de Granada, que deterioraron la parte suroeste del puente y dejaron incomunicados a los habitantes de esos barrios.
Por su parte, doña Gladis Chavarría, de Palmira, dijo que el retén policial que pusieron ha vuelto más complicado el paso: “Tenemos que caminar más para ir al mercado, y si agarramos un taxi, nos cobra más porque tiene que ir a dar vueltas por Boca Negra y La Sabaneta para entrar”, aseguró.
Humedad afectó
Para Cano, lo que ocasionó el derrumbe de esa parte del puente fue la humedad, la falta de mantenimiento y lo pesado de los vehículos, razones que ya están siendo consideradas en los demás puentes de la ciudad.
“Esos puentes fueron construidos para el paso de caballos, coches, carretas y peatones, sin embargo, ahora pasan vehículos pesados como camiones, e incluso rastras, que lo debilitan aún más”, señaló.
Construido en 1890
A inicios del siglo XX, los arroyos fueron designados como límites naturales de la ciudad, y los puentes, al mismo tiempo, permitieron el cruce hacia las zonas colindantes.
En ello tuvo que ver la presencia de dos asentamientos indígenas que se transformaron en los barrios de Xalteva y Cuiscoma. Posteriormente, surgieron Pueblo Chiquito, La Merced, San Francisco, Santa Lucía y Guadalupe.
A mediados del siglo XX (es decir, alrededor de 1950), la ciudad creció paulatinamente, reconociéndose en el otro margen de los arroyos los barrios El bolsón, La Otra Banda, La Otra Bandita, La Estación, El Domingazo y Palmira, entre otros.
Sin embargo, según datos de la oficina del Centro Histórico de la Alcaldía de Granada, el puente viejo de Palmira fue construido en 1890, el segundo puente en 1927, y luego reconstruido por Luis Somoza Debayle.