Departamentos

“Concilian” a padres de bebé en disputa

* Juez Local Único Penal convocó a una audiencia conciliatoria por falta a las personas * Joven dijo al juez que sólo regresará dos cadenas y los aretes de Heyddi, y que la cuna, andarivel y ropa de su hija no los entrega

SAN CARLOS
Los jóvenes Heyddi Milena Espinoza Duarte y Jhonny Francisco Gutiérrez Fuentes, padres de la bebé Jhoheyddi Auxiliadora Gutiérrez Espinoza, cuya tutela pretenden sus abuelos paternos, comparecieron ante el Juez Local Único Penal, Carlos Silva Pedroza, a fin de lograr una audiencia conciliatoria después que la Policía remitiera una acusación por falta a las personas.
Mientras en el Juzgado de Distrito Civil de San Carlos, a cargo de Alba Marina Vargas, se ventila una demanda con acción de alimentos, guarda y tutela contra Jhonny Francisco Gutiérrez; en el Juzgado Local Único Penal se entabló otro juicio en el que, aunque no satisfizo plenamente a ambas partes, se firmó un acuerdo.
Aunque Heyddi asegura que la oficial de Policía Geizel González no describió los hechos como ella los denunció --puesto que el nueve de agosto pasado fue agredida por Jhonny Francisco, quien la golpeó, le arrebató cuatro cadenas y sus aretes, y con un cuchillo de cocina la amenazó de muerte--, el juez Silva Pedroza convocó a los jóvenes a una conciliación por encontrarse ante una falta contra las personas y porque han procreado a una niña.
¿Parcialidad policial?
La acusación hecha por la oficial González señala que el nueve de agosto, a eso de las tres de la tarde, en el porche de la vivienda de Blanca Berroterán, comenzaron a discutir Heyddi Espinoza y su cónyuge porque la joven quería sacar a la niña a la calle y el padre no lo permitía porque estaba brisando; lo que inició una riña entre ambos de la que resultaron lesionados.
Según Heyddi la descripción de los hechos es la que hizo Jhonny, parcializándose la Policía, porque ni siquiera registra la sustracción de las cuatro cadenas y los aretes y las amenazas de muerte, con arma blanca, de las que fue víctima. La descripción hecha por la Policía es la misma de Jhonny ante el médico forense.
Para llegar a la conciliación, Heyddi reclamó la entrega de sus cuatro cadenas, aretes y su ropa, que no han querido devolver y quedaron donde la señora Blanca Berroterán, así como las pertenencias de la menor, pero ante el juez Silva Pedroza, Jhonny Francisco dijo que la cuna, el coche, el andarivel y el vestuario de su hija no los entregará, que permanecerán en su casa (vivienda de su abuela) porque la menor les pertenece y que sólo regresará a Heyddi dos cadenas y los aretes, en cuanto a la ropa señaló que llegara a traerla con un abogado.
Heyddi dijo al juez que la ropa y el calzado de su pequeña fueron comprados por sus padres Sara Duarte y Leonel Espinoza, y lo que alguna vez le dieron los abuelos paternos, Jhonny Gutiérrez y Karla Fuentes Berroterán, se la ponían cuando estaba donde ellos, “cuando la niña se iba le quitaban la ropa y los zapatos”, manifestó molesta la joven.
La pareja se comprometió ante el juez Silva Pedroza a no volver a intentar agredirse o lesionarse, y como también salió a luz el conflicto por la tutela de la bebé, acordaron que en vista que existe un juicio civil, será la juez quien lo decidirá.
En el expediente remitido por la Policía al juzgado constan los dictámenes médicos realizados a ambos jóvenes por el forense Henry Miranda López.
El dictamen sobre Heyddi describe que presenta dolor a la palpación en el cuello anterior y equimosis múltiples (moretones) a nivel del tórax, espalda y ambas extremidades inferiores, y las lesiones podrían sanar en siete días con tratamiento médico, sin dejar cicatrices visibles.
En tanto, el examen realizado a Jhonny Francisco dice que presenta equimosis (moretones) en la espalda y que las lesiones sanarán en ocho días.

Ministra de Familia pide confianza y serenidad
Heyddi recibió un mensaje de la ministra de la Familia, Rosa Adilia Vizcaya, a través de la abogada Selvin Calero. Según Calero, la ministra pidió vía telefónica que le dijera a Heyddi que tuviera confianza, tranquilidad y serenidad, que “no es política de MiFamilia quitar a una menor de los brazos de su madre”.
Calero reveló que la ministra considera la necesidad de la valoración psicológica profesional de la joven y le dijo que no avalará una decisión arbitraria. Expresó, además, que ha orientado a la delegación departamental de MiFamilia tratar éste y cualquier otro caso profesionalmente y sin parcializarse.