Departamentos

MTI rechaza incremento de pasaje a Cuapa


Yelba Tablada

CUAPA
Una vez más, las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura rechazaron el incremento a la tarifa que presentaron los dueños de las unidades de transporte colectivo que prestan el servicio de Juigalpa a San Francisco de Cuapa.
Durante un encuentro sostenido con la secretaria general del MTI, los transportistas basaron la solicitud en el incremento del precio de los combustibles. Sin embargo, la funcionaria orientó la conformación de la mesa de tarifa para Cuapa, la que estará presidida por el delegado de la Dirección General de Transporte Terrestre, miembros de la sociedad civil y los dueños de las unidades.
Transportistas
cuestionan al gobierno
Ante la negativa de las autoridades correspondientes, Moisés Miranda Cárdenas, representante de los transportistas, cuestionó la posición de los representantes del Gobierno, porque desde hace dos años han solicitado el aumento ajustado a la realidad del país.
El planteamiento de los colectivos es que la actual tarifa pase de 15 a 20 córdobas de Juigalpa a San Francisco de Cuapa, ya que los 31 kilómetros de macadán están en mal estado, y a esto se suma el alto precio del combustible.
“Nosotros (los transportistas) no queremos utilizar el método tradicional (suspender el servicio, quemar llantas u obstaculizar la libre circulación de los vehículos, pero si es necesario, lo vamos a hacer, porque ya no aguantamos este voleo”, advirtió Miranda Cárdenas.
Aunque la Ley General de Transporte establece que las tarifas serán objeto de revisión cada seis meses, el MTI recomendó que para autorizar un incremento debe realizarse un estudio de factibilidad, el cual se efectuará a más tardar la próxima semana.
El secretario político del Frente Sandinista en San Francisco de Cuapa, Luis Rafael Torres, cuestionó la posición de los transportistas que brindan el servicio colectivo a ese municipio, al insistir en un incremento a la tarifa ante el MTI.
“Los pobladores que hacen uso de esas unidades no tienen las condiciones económicas para asumir un aumento al pasaje, porque la mayoría son asalariados, desempleados y campesinos que viajaban a Juigalpa a realizar gestiones personales o a vender alguna cosita para sobrevivir”, comentó el dirigente.
Asimismo, rechazó un posible paro de los colectivos, porque con esta medida la ciudadanía sería la más perjudicada, al quitarle el derecho a movilizarse y además, muchos de ellos pueden quedar en el desempleo al no llegar a sus puestos de trabajos en el horario establecido.
Torres afirmó que la ruta a esa localidad es rentable, ya que las tres unidades y un camión que hacen el recorrido en diferentes horarios entran y salen repletos de pasajeros y en ocasiones muchas personas se quedan por falta de espacio.
Dijo Luis Rafael Torres que ahora la población organizada en los Consejos del Poder Ciudadano no está dispuesta a aceptar un incremento en la tarifa, y para evitar su aprobación, coordinarán una reunión con el delegado de la Dirección General de Transporte Terrestre, para plantearle la posición de los usuarios.