Departamentos

Polémica por ejecución de proyecto en Apoyo

* Alcalde de Diriá aprueba Los Congos, si éste cumple normas ambientales

Una gran disputa se ha originado entre los pobladores del municipio de Diriá, en Granada, a causa de un proyecto considerado eco-turístico para unos y urbanístico para otros, situado en la Reserva Natural Laguna de Apoyo.
El proyecto conocido como Los Congos es propiedad de Jeffrey Finch, un inversionista extranjero que supuestamente compró más del 40 por ciento de los terrenos de la reserva para la construcción de un megaproyecto valorado en 40 millones de dólares.
Sin embargo, en defensa del medio ambiente, la Asociación de Municipios Integrados por la Cuenca y Territorios de la Laguna de Apoyo de Nicaragua (Amictlan) ha venido movilizando grupos de personas que desaprueban la ejecución del proyecto por considerarlo una amenaza a la reserva.
Los dirigentes de Amictlan, el Club de Jóvenes Ambientalistas (CJA) y parte de la sociedad civil de Diriá han manifestado a través de marchas y comunicados su desacuerdo con el proyecto.
Recientemente entregaron una carta al Ministerio Público de Granada en el que denunciaban varios atropellos a la Ley 217, Ley del Medio Ambiente y los Recursos Naturales.
El asesor legal de la Asociación, Pedro Jiménez, dijo que “algunas de las razones que justificaron esa denuncia es el corte de árboles, el desvío del agua y la lotificación que hicieron sin ningún estudio de impacto ambiental y sin permiso válido”, señaló.
Autorización de Marena
Por su parte, el alcalde de Diriá, Giancarlos Ruiz, dijo que Los Congos no ha violentado la Ley 217, porque entre diciembre de 2006 y marzo de 2007, el Marena les autorizó cuatro permisos para intervenir la zona.
“La limpieza de maleza que comúnmente se le conoce como chapeo, la construcción de muros a 15 metros, casetas que incluso tienen el logotipo del Marena y un camino dentro de la propiedad”, aseguró.
Según Ruiz, la confusión se ha vuelto tan grande que algunas personas lo involucran con la decisión del delegado anterior del Marena, Ricardo Cruz, de autorizar a los inversionistas este tipo de cosas.
“Nosotros no sabíamos de la existencia de esos permisos, y en todo caso la explicación se la tienen que pedir a la delegada actual, Ligia Flores, porque ella no ha revocado la autorización que se hizo hace meses”, manifestó.
Habla el inversionista
En una entrevista para EL NUEVO DIARIO, Jeffrey Finch lamentó que después de haber escogido a Nicaragua entre los demás países centroamericanos y de haber cumplido con las normas establecidas en la región, ahora se le estén cerrando las puertas.
“Si Nicaragua realmente quiere inversión para su desarrollo es hora que lo demuestre, permitiéndonos hacer este proyecto en el que hemos invertido hasta el momento cinco millones de dólares”, manifestó.
Al finalizar, Finch dijo que espera una respuesta positiva del Marena y del comité técnico que estudiará el caso, pero aclaró que de no ser así, respetará la decisión.