Departamentos

Concluye foro contra transgénicos

* Organismo denuncia que sólo en 2004, al país ingresaron 22 mil 800 toneladas métricas de alimentos alterados

Francisco Mendoza

Con la finalidad de defender los alimentos heredados por nuestros ancestros, se inició en el municipio de Rancho Grande el primer foro “Semilla de Identidad”, como parte de la campaña en defensa de las semillas criollas, tanto del municipio como del departamento.
El foro fue promovido por la Asociación para la Diversificación y el Desarrollo Agrícola, Addac, y la fundación “Denis Ernesto González”; la principal ponencia estuvo a cargo de Julio Sánchez Gutiérrez, del Centro Alexander Humboldt y coordinador regional ambiental para Centroamérica.
El objetivo del foro es la sensibilización de los pequeños productores para seguir produciendo la semilla criolla o nativa de la zona y del país como base del alimento de la familia y evitar la introducción de semillas transgénicas que vienen a dañar la salud humana, a pesar de las grandes campañas que hacen las transnacionales para tratar de ocultar el daño causado a la humanidad.

Alta producción de transgénicos
En el foro los productores preguntaron si el maíz mejorado o híbrido era transgénicos, y se les dijo que no, porque éste se produce bajo la mezcla de dos matas de maíz de diferentes variedades, por lo que no tiene nada que ver con los transgénicos, que son el cruce de una especie, como bacteria, insectos, pez, virus entre otros, que nada tiene que ver con maíz o tomate, y la soya.
Los países que iniciaron la producción de semillas transgénicas desde 1994 y 1996, son Estados Unidos, con el 68 por ciento de la producción transgénica a nivel mundial, seguido por Argentina con 22 por ciento, Canadá 6 por ciento y China con 3 por ciento, lo que significa que estos cuatro países producen el 99 por ciento del cultivo de variedades transgénicas en el mundo.
Las investigaciones científicas han confirmado que los principales cultivos transgénicos son maíz, soya, algodón, colza y canola, y las principales transnacionales que las producen y distribuyen son Novartis, de Suiza; Mosanto, de Estados Unidos; Dupont, de Estados Unidos; AgrEvo, de Alemania; Bayer, de Alemania, entre otras.
Un estudio realizado por la Alianza de Protección a la Biodiversidad de Nicaragua, que está conformada por organizaciones de la sociedad civil, denunció que el Programa Mundial de Alimentos, PMA, estaba distribuyendo maíz, soya y cereal mixto transgénico a niños, niñas y mujeres embarazadas de los municipios de Dipilto, Mozonte, Apali, Ocotal, Siuna, Matagalpa, Jinotega y El Sauce. En 2004 entraron 22 mil 800 toneladas métricas de ayuda alimentaria que estaba contaminada con transgénicos.