Departamentos

Policía de Granada realiza 18 ascensos


“Este amor se viste de azul celeste, aunque la vida le cueste”, decía la tarjeta de invitación al acto de conmemoración del XXVIII aniversario de la fundación de la Policía Nacional en Granada, donde se realizaron 18 ascensos en grados.
Entre los ascendidos estuvo el ahora comisionado Denis Fonseca, jefe de Auxilio Judicial Departamental, el capitán Ulises Gutiérrez Nicoya, el teniente Jairo Antonio Peinado y la inspectora Yanal Delgado Ruiz.
Además, los antes suboficiales Silvio Obando Centeno, Alejandro Vega Morales, Luis Antonio Miranda, Dania del Carmen Aguirre, Darling Martínez Cruz, Jorge Eduardo Marcia, María Esther Castillo y Noelia del Carmen Gaitán fueron ascendidos a suboficiales mayores.
Los policías José Luis Acosta, Karla Rivas Urbina, Martha del Socorro Espinoza, Silverio de la Cruz Sandino y Juan Bautista Ponce fueron ascendidos a suboficiales.
Invitados especiales
Al acto de conmemoración asistió el Comisionado General Jimmy Maynard Arana, Subdirector de la Policía Nacional, la comisionada Glenda Zavala, jefa del laboratorio de criminalística de Managua y la comisionada Dora Galeano, jefa departamental de Masaya.
Por parte de la alcaldía de Granada asistió la alcaldesa Rosalía Castrillo, el vicealcalde Henry Vado y algunos miembros del Consejo.
También, el presidente del Consejo Electoral departamental (CED), Eduardo Leypón, el alcaide del Sistema Penitenciario, Modesto Rodríguez y la diputada departamental, María Lidia Mejía.
En representación del Marena, la delegada Ligia Flores, la fiscal departamental Vanesa Cordero y la delegada del Ministerio de Gobernación, Martha Beatriz Alemán.
Posterior al acto de ascenso, se realizó una actividad cultural en la que participaron grupos de baile del municipio de Diriomo, San Juan de Oriente y una delegación de la Universidad Hispanoamericana (Uhispam), de Granada.
Los miembros de la Policía compartieron también con el Comité de Prevención del Delito, la Asociación de Amigos de la Policía de Granada, comerciantes del mercado municipal y, por supuesto, familiares de los funcionarios ascendidos.