Departamentos

Pescadores del Caribe sin vender su producto

* Les aducen que los peces capturados están contaminados

Fermín López

PUERTO CABEZAS
A pesar de que el huracán “Félix” no azotó las comunidades ubicadas en el litoral norte de esta ciudad, los pescadores dijeron sentirse afectados de forma indirecta, ya que las empresas pesqueras no les están comprando los pescados con el argumento de que el producto está contaminado.
Entre las comunidades afectadas se mencionan Karata, Wawa Bar, Haulover y Dakban, cuyos pobladores aseguraron que al llegar a las empresas Marazul, San Miguel y Promarnic les dijeron que por un tiempo no les comprarían producto.
La decisión de las empresas se da diez días después de que el huracán “Félix” arrasó con los cayos Miskitos, donde a su paso dejó más de un centenar de víctimas mortales.
Cabe señalar que la pesca es la actividad principal que mueve la economía de la región y con ésta paralizada, y con decisiones como la de estas empresas, la economía familiar de las personas que dependen dicha actividad se ve fuertemente afectada.
De la misma manera la actividad del buceo se ha suspendido hasta segunda orden, lo que significa que mientras dure el duelo regional el Sinapred tendrá que continuar dándoles de comer a las familias de todos los buzos que no han salido a trabajar.
Pablo Casanova, buzo de 47 años, trabaja con una empresa pesquera a bordo de un barco langostero y considera que es doloroso todo lo que estamos viviendo pero que ese dolor no les puede limitar el esfuerzo de regresar a las profundidades del océano, donde probablemente están sus hermanos, en busca del pan de los hijos.
El pasado miércoles especialistas forenses dijeron que los muertos en desastres naturales no provocan epidemias, lo que en cierta manera da a entender que los pescados y langostas son aptos para el consumo. Otro detalle es que las comunidades ubicadas en el litoral sur pescan en el área de su comunidad y allí el huracán no dejó víctimas ni daños, considerando que los vientos soplaban de sur a norte y todo lo que el fenómeno encontró a su paso lo llevó hasta Honduras, donde han aparecido más de 23 cadáveres.
Por su parte el gerente de la empresa Mar Azul negó que ellos se estén negando a comprar el producto a los comunitarios porque estén contaminados, “simplemente que nos hemos sumado al dolor y el luto regional y se han cerrado operaciones temporalmente, probablemente sea hasta la próxima semana”, explicó Alejandro Pereira.
Mientras tanto, una fuente de otra empresa manifestó que la decisión es meramente preventiva, debido a que en los últimos días se ha visto cerros de peces muertos sobre la playa, y se desconoce el motivo de esa situación.