Departamentos

Sanjuaneños en pleito por casa de sindicato


Lesber Quintero

SAN JUAN DEL SUR
Dos grupos de sanjuaneños que aseguran ser miembros de la junta directiva del sindicato de trabajadores “Frank Sirias Tenorio”, del municipio de San Juan del Sur, permanecen actualmente enfrentados por los derechos de posesión legítimos de la propiedad donde están instaladas las ya deterioradas oficinas del sindicato.
Los señores Félix Domingo Matamoros, Oscar Aragón, Manuel Sánchez Cabezas, Jorge García Vallejos y Sergio Calderón acusan a la actual directiva del sindicato de estar integrada por un grupo de familias que tiene como único interés vender la propiedad ubicada en el centro de San Juan del Sur, la cual tiene una extensión de 300 varas cuadradas.
Según Matamoros, el objetivo de la actual directiva es vender la propiedad para repartírsela entre la familia, y en este sentido detalló con papeles en mano que la directiva la conforman: Francisco Javier Vallejos, como presidente; su esposa Eva María Hernández Narváez, como secretaria de acta y acuerdos; el hijo de ellos, Juan José Vallejos Hernández, funge como secretario fiscal; Joel Narváez Cano, como secretario de organización; Francisco Ocampo Arana es el secretario de conflictos; Carlos Mayorga Ruiz es el sectario de finanzas; y Constantino Campos, el secretario de propaganda.
Matamoros agregó que el colmo es que “dicha directiva fue reestructurada de manera ilegal y ante la vista y paciencia del responsable de la Dirección de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo de Granada, siendo en este caso Rigoberto Obando quien otorgó personería jurídica a esta directiva, a pesar de no ser electa en Asamblea, pues más bien la elección fue simulada en una casa con 31 miembros que en su mayoría eran de la familia Vallejos Hernández”.
Por su parte, Calderón añadió que en la actualidad están solicitando en el Ministerio del Trabajo de Managua que anulen la actual junta directiva y que el título supletorio de la propiedad continué retenido hasta que se solucione el conflicto, “porque cuando salió a favor del sindicato, quien los representaba era Francisco Javier Vallejos, pero el 16 de julio de este año, cuando el título supletorio salió a favor del sindicato, Vallejos reestructuró la directiva y sacó al grupo nuestro, que somos los que nos oponemos porque ellos quieren vender la propiedad y dejar en el aire a los 350 afiliados”, comentó.
La otra versión
Al buscar la otra versión, la señora Hernández Narváez dijo todo lo contrario y que era el grupo de Félix Domingo Matamoros, Oscar Aragón, Manuel Sánchez Cabezas, Jorge García Vallejos y Sergio Calderón, el que quiere quedarse con la propiedad para venderla; a la vez, señaló que en la reestructuración expulsaron a estos ex miembros de la Junta Directiva por actos de indisciplina y por no cumplir con los estatutos y reuniones.
Asimismo afirmó que lo que pretenden es tener legalmente la propiedad para darle mantenimiento y usar el local para las reuniones de los 50 afiliados que, según ella, son los que actualmente existen, “y sólo que no tuviéramos los recursos para reconstruir el local es que lo venderíamos para comprar otro más pequeño y acondicionarlo”.
Por su parte, su hijo, Vallejos Hernández, defendió la posición de que la junta directiva esté integrada por miembros de la misma familia, y aseguró que lo permiten los estatutos del sindicato.
Cabe destacar que dicha propiedad fue donada por el ex presidente y miembro de la familia Somoza, Luis Somoza. Dicha donación se dio en la década de los 60, cuando el sindicato era integrado por obreros que se dedicaban al cabotaje, pero como al pasar de los años este trabajo fue desplazado por el auge del turismo, el sindicato se desvaneció y ahora vuelve a sonar por este litigio.