Departamentos

Brigada médica española termina trabajo en Rivas


Lesber Quintero

El amplio salón de la iglesia San Francisco, dedicado a actividades religiosas en el municipio de Rivas, sirvió de clínica para que la brigada española “Dentista Sin Frontera” atendiera durante una semana a más de trescientas personas de esta ciudad.
La brigada que en Nicaragua es coordinada por Cáritas, estuvo conformada por 25 odontólogos, los que trabajaron en la isla de Ometepe y en el municipio de Rivas.
Carlos Kathan Rodríguez, responsable de la brigada y quien dirigió el trabajo en Rivas, comentó que pese a las limitaciones debido a la falta de energía eléctrica, lograron servir de manera exitosa a los pobladores que necesitaban atención odontológica.
“En una semana hemos atendido a más de 300 personas, hemos realizado 164 extracciones, realizamos 190 calzas, 60 tratamientos de limpieza, y extirpamos cinco tumores”, dijo el responsable de la brigada.
Asimismo, afirmó que la brigada lleva 13 años de estar trabajando en Nicaragua, pero que en Rivas están atendiendo desde hace cinco años a través de Cáritas.
Según Carlos Kathan Rodríguez, desde el 2004, cuando estuvieron por primera vez en Rivas, han notado una leve mejoría en la higiene bucal de las personas de esta ciudad, pues se han practicado menos extracciones y la gente va adquiriendo mayor conciencia sobre el tema.
Norma Granja, de la pastoral social de la parroquia de Rivas, se mostró satisfecha por el trabajo de los odontólogos españoles, ya que “éstos dejan la comodidad de sus casas para venir a ayudar a las personas más necesitadas, sin ningún fin de lucro y con ganas de servir a los demás”.
“Ellos han estado aquí sin cobrar un cinco. Tengo entendido que ellos están pagando sus pasajes. Nosotros les garantizamos la comida y la dormida, y el resto de cosas que necesiten”, comentó Granja.
Los beneficiados, en su mayoría mujeres del municipio de Rivas y con limitaciones económicas, se mostraron contentos con la brigada, ya que antes no podían revisarse los dientes porque es un servicio muy caro.
Karla Pérez, una mujer del municipio de Rivas, dijo que gracias a la brigada pudo realizarse una limpieza y a su hija le extrajeron una muela que le estaba molestando desde hacía varios días.