Departamentos

Inician Hambre Cero en municipios matagalpinos


Francisco Mendoza

En Matagalpa arrancó el programa Hambre Cero que impulsa el gobierno de Nicaragua a través del Ministerio Agropecuario y Forestal (Mag-For), con la entrega de las primeras 100 vaquillas a igual número de mujeres del campo en el municipio de Esquipulas.
El delegado del Mag-For en Matagalpa, ingeniero Alejandro Reyes, señaló que el programa Hambre Cero inició en Esquipulas debido a que éste es un municipio de escasos recursos económicos y la población fue olvidada durante los últimos dieciséis años, principalmente la gente pobre de las comunidades.
100 mujeres recibieron sus respectivas vaquillas ya cubiertas para facilitar la producción lo más pronto posible, asimismo, les entregarán un complemento de gallinas y cerdos, lo que vendrá a mejorar la economía de los hogares campesinos de los municipios beneficiados.
Reyes, quien destinó a dos técnicos para que atiendan a las 100 campesinas beneficiadas con el bono productivo del programa Hambre Cero, señaló que en los próximos días se hará otra entrega de vaquillas en el municipio de Muy Muy, ya que se tiene previsto beneficiar a 663 mujeres del departamento de Matagalpa.
El bono productivo para cada campesina beneficiada anda por los dos mil dólares, que abarca una vaca, una cerda cubierta y cinco gallinas, pero además tendrán la asistencia técnica ya que un especialista estará permanente para brindarle la atención correspondiente.
Lo importante es que de estos dos mil dólares, cada beneficiaria sólo va a pagar el 20%, pero no para el Estado sino para que cada grupo de 50 mujeres forme una pequeña cooperativa de ahorro y crédito que sirva para mantener un fondo revolvente y beneficiar a otro grupo de mujeres.
Doña Alicia Jarquín, de la comunidad la Danta, quien señaló ser miembro del PLC, agradeció al gobierno de Daniel Ortega por beneficiarla con una vaca, y agregó que lo bueno de este programa que impulsa el gobierno es que no anda viendo colores políticos, sino las necesidades de las personas pobres y que necesitan ayuda para salir adelante.

Virgilio Alarcón, de la comunidad de Santa Teresa, agradeció al gobierno y al programa Hambre Cero por beneficiar a su esposa con una vaca, pero además, porque también le van a entregar una cerda cubierta y cinco gallinas, lo que vendrá a mejorar las condiciones de vida de su familia.