Departamentos

Nueva Guinea enfrentó 13 horas de tinieblas

* Graves pérdidas en el comercio, en salud, en educación y en las economías familiares

José María Centeno

NUEVA GUINEA

Los habitantes de Nueva Guinea, El Rama y Muelle de los Bueyes ya están adaptados a siete horas de apagones que receta Unión Fenosa de siete de la mañana a dos de la tarde todos los días, pero la paciencia se agotó en los pobladores de Nueva Guinea cuando enfrentaron el martes un apagón que duró trece horas consecutivas.
El corte del fluido eléctrico inició a las ocho de la mañana y terminó a las nueve de la noche. Los miles de ciudadanos se mostraron inconformes con quienes distribuyen la energía, ya que en los hogares temprano imperaba el calor y por la noche la oscurana.
En los diferentes negocios los productos perecederos comenzaron a dañarse como la carne de res, cerdo y pollo; igual situación enfrentaban las dueñas de refresquerías pues sus productos comenzaban a dañarse.

Hasta la justicia se paralizó
La crisis energética hizo que todo se paralizara. Las diferentes instituciones que utilizan computadoras no pudieron atender a los ciudadanos que demandaban servicios, tal es el caso de los centros de salud, donde no pudieron analizar los exámenes; las clases en universidades y colegios que atienden la modalidad nocturna se vieron interrumpidas; las cuatro emisoras y los dos canales de televisión locales no pudieron transmitir su programación.

Cobros alterados hasta por el doble
En El Rama, el ciudadano Diego Vargas, dueño de una minipulpería, denunció ante EL NUEVO DIARIO que valor del recibo de luz se duplicó en relación con el mes anterior; según el afectado, el cobro del mes pasado fue de 595 córdobas y este último de 1,200 córdobas. “Cuando menos energía nos sirven, es cuando nos cobran el doble”, expresó don Diego Vargas.

Empleados de Fenosa tiran la pelota
Tratamos de buscar la versión de Unión Fenosa, pero sólo obtuvimos las quejas de algunos funcionarios de la empresa, quienes expresaron: “Aquí todos somos afectados, llamá al 125 a ver qué te dicen allí y hablá también por nosotros, y por favor no mencionés nuestros nombres porque nos corren del trabajo”.
La ciudadanía de estos municipios (Muelle de los Bueyes, Nueva Guinea y El Rama) pide que cesen los apagones; “basta de cortes y daños a nuestros aparatos electrodomésticos, déjennos trabajar”, claman los pobladores de Zelaya Central.