Departamentos

Primera piedra para Centro de Salud de Wiwilí

* 30 de agosto es la feria del maíz * Celebran también Día del Árbol

Wiwilí
La Asociación de Desarrollo del Kilambé, que aglutina a siete comunidades de la reserva del Kilambé, del municipio de Wiwilí, celebraron por cuarto año el Día del Árbol con concursos de cantos, poemas y danzas, y eligieron a la Reina del Árbol. Por razones especiales en la comunidad de Maleconcito, es tradición celebrarlo el 24 de agosto.
La actividad fue apoyada por el Consejo de Iglesias Evangélicas Pro Alianza Denominacional, Cepad, que ha capacitado y organizado a líderes en las leyes ambientales y conservación de los recursos de las siete comunidades que hoy son guardianes de la histórica reserva donde anduvo el general Augusto C. Sandino.
Las mujeres organizadas y capacitadas en el tema psicosocial participaron con módulos ofreciendo verduras, hortalizas y frutas cosechadas en sus propias parcelas.
El alcalde de Wiwilí, Erwin Hernández, reconoció la iniciativa del Cepad y el esfuerzo de los líderes que cuidan las vertientes de agua para que no se despale en dicha cordillera, de aproximadamente 2 mil metros de altura; su parte más alta permanece rodeada de nubes. El joven Luis Antonio Díaz llamó al Kilambé “La Torre Bien Fundada”.
Hernández exhortó a las comunidades a conservar dicha tradición para crear conciencia en la conservación de la naturaleza a las futuras generaciones. Anunció para el 30 de agosto la Feria del Maíz, a celebrarse en Wiwilí, donde se elegirá a la Reina del Maíz y se venderán alimentos preparados a base del grano. También dijo que el 4 de septiembre en el Maleconcito, gracias a las gestiones de la comunidad que tiene excelentes niveles de organización, se colocará la primera piedra de un puesto de salud, para lo cual ya se adelantaron 120 mil córdobas y se iniciará un plan para recoger la basura y la reparación de un tramo de camino en Las Vueltas, porque la comuna no tiene los fondos para darle respuesta a todas las peticiones de los habitantes.
El pastor José Alguera, quien dio la reflexión bíblica, dijo que Dios confió en la sabiduría de los hombres para que administraran bien los recursos naturales. Pidió a los pobladores que sigan reforestando y cuidando la reserva que provee el agua a todo el municipio.
Marta Adilia Tinoco, Presidenta de Asdeck, también llamó a la población a cuidar los bosques, porque “si se terminan los árboles se termina la vida”.
En el concurso de canto ganó el primer lugar el productor Euleterio Jirón con la canción Naturaleza de Dios; en poesía, el joven José Antonio Díaz, con el poema dedicado a la cordillera como La Torre Bien Fundada, y como Reina del Árbol salió ganadora del primer lugar la jovencita Yosil Ibarra Salgado, quien lució un vestido verde hecho con hojas de pino adornadas con corteza de los árboles de la cordillera y muy sonriente dijo que luchará junto con su comunidad en la conservación de los recursos del Kilambé.