Departamentos

Doblemente castigada de ocurrir un sismo

* Pastor basa sus aseveraciones en los cortes de energía, la falta de agua y un servicio telefónico casi inexistente * Todo lo hace tomando como ejemplo el reciente terremoto ocurrido en Ica, Perú

Lesber Quintero

La falta de energía eléctrica que sufre la ciudad de Rivas, sumada a la escasez de agua y al ya casi inexistente servicio telefónico, crearía una doble tragedia en caso que suceda un desastre natural similar al ocurrido en Perú. Al menos esto es lo que cree el teólogo y pastor de la iglesia Bautista de Rivas, Carlos Villagra, quien para que las instituciones encargadas de dar este servicio pongan su barba en remojo, recordó que Rivas está situado en el cinturón de fuego del Pacífico, y por ende es vulnerable a este tipo de desastres.
Y es que efectivamente los 27 barrios de esta ciudad carecen casi por completo de los tres servicios básicos. El colmo es que este miércoles la ciudad contó sólo con tres horas de servicio eléctrico entre el período de las siete de la mañana a las doce de la noche. En tanto el agua potable deja de fluir a las seis de la mañana, y regresa a altas horas de la noche, y las líneas telefónicas convencionales sólo funcionan en tres barrios, debido a la acción vandálica de los robacables.
“Es por eso que a la hora de un sismo similar al que estremeció Perú, la carencia de estos servicios básicos ocasionaría en la población rivense una doble tragedia, porque en circunstancias de esa naturaleza lo que más se presenta es la sed por la tensión, y se necesita de energía eléctrica y comunicación, porque no nos podemos quedar aislados”, explicó el reverendo Villagra.
Sería una catástrofe
Ante tales carencias, Villagra señaló que la ciudad de Rivas sufriría una verdadera catástrofe, y por ello pidió a Dios que no lo permita, e hizo un llamado urgente a las empresas encargadas de prestar estos servicios de que no esperen que el agua les llegue al cuello para tomar medidas preventivas, tras recalcar que esta ciudad se asienta sobre una cadena volcánica, y por tanto susceptible de sufrir estos desastres.
No obstante, el reverendo expresó que por lo visto, ninguna de las instituciones que prestan los servicios básicos han mostrado interés en resolver algo que es tan vital para el desarrollo del país.
Bomberos pasan sin agua y a oscuras
Por su parte, el comandante de Bomberos de Rivas, Julio Arias, coincidió en que la falta de los servicios básicos provocaría que Rivas se convirtiera en un verdadero caos a la hora de un desastre natural, y pone como ejemplo dicha institución, que pese a estar en el centro de la ciudad permanece todo el día sin el servicio de agua y en oscuranas.
“Prácticamente la ciudad colapsará más rápido a la hora de un sismo como el ocurrido en Perú, porque los servicios básicos son los que le dan vida a una ciudad, y a la hora de una catástrofe se tendría que acarrear agua del Lago Cocibolca para distribuirla entre la gente; la comunicación quizás se haría vía celular, que no es la más adecuada, y la energía se conseguiría por medio de plantas, para casos de emergencia”, concluyó diciendo Arias.