Departamentos

Inauguran planta procesadora de raíces y tubérculos


Francisco Mendoza

LA DALIA, MATAGALPA

Una planta procesadora de raíces y tubérculos fue inaugurada en El Tuma, municipio de La Dalia, proyecto financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y ejecutado por TechnoServe.
Esta planta, que tiene un costo de cien mil dólares y pertenece a la cooperativa agropecuaria Jorge Salazar, ha logrado exportar, en menos de dos años de estar funcionando, 118 contenedores de malanga y quequisque durante 2005 –2006, lo que generó ingresos económicos hasta por un monto de 1.2 millones de dólares y 80 puestos de trabajo, aseguró Pablo Montenegro, presidente de la cooperativa.
El dirigente campesino señaló que cuando comenzaron a organizarse en el año 1993, nadie creía que llegaran a formar una empresa que ahora exporta raíces y tubérculos después de abastecer el mercado local. Muestra de su crecimiento es que comenzaron en una casa de plástico y ahora ya cuenta con un edificio valorado en más de cien mil dólares.
Los 80 puestos de trabajo que ahora genera esta cooperativa, son ocupados en su mayoría por mujeres que se dedican a las actividades de lavado, cortado y empacado del producto, el que luego es montado en los contenedores que los lleva a los distintos mercados internacionales.
Montenegro agregó que todo esto fue posible gracias a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), que ha financiado parte del dinero para la planta procesadora TechnoServe y Fondeagro, adscrita al Ministerio Agropecuario y Forestal, a las que agradecía porque abrieron las puertas a los mercados internacionales, y ahora los productores pueden vender un producto que antes se perdía o sólo servía para darle de comer a los cerdos.
El dirigente también señaló que ha buscado una alternativa para salir adelante y para que el municipio de La Dalia ya no sea conocido como el municipio de la hambruna, sino como un municipio productor de raíces y tubérculos de calidad, y están buscando otros rubros, como el cacao, para procesarlo y exportarlo.
Por su parte, el director de Usaid en nuestro país, Alex Dickie, dijo que en el año 2004 había colocado la primera planta procesadora, pero no tenían el dinero a mano, pero al final se consiguió, y ahora el proyecto es una realidad, pero lo importante, agregó, es que los miembros de la cooperativa han aprendido a ser empresarios y venden su producto a diferentes empresas comercializaras, llegando hasta Estados Unidos y otros mercados de la región.
Afirmó que esto es sólo el comienzo, porque el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos ofrece a Nicaragua muchas oportunidades para el crecimiento económico, ya que desde que entró en vigencia el primero abril de 2006, las exportaciones a Estados Unidos se han incrementado en un 30%, aseguró. Lo que demuestra que los productores de Nicaragua ya pueden producir con calidad y dar servicios que compitan en el mercado mundial. El tamaño de la empresa no importa, sino la calidad, y ustedes son un gran ejemplo para todos, finalizó.
En el acto inugurativo donde se hizo entrega de reconocimientos a los organismos que financiaron el proyecto, técnicos y productores que se han destacado por sacar adelante la cooperativa, los dirigentes manifestaron que ahora la meta a seguir es la construcción de un cuarto frío para mantener fresco el producto, el que tiene un costo de 20 mil dólares, pero ya están coordinando con Fondeagro para echarlo a andar.