Departamentos

En abandono proyectos de agua para Matagalpa


Francisco Mendoza

San Isidro

Le empresa encargada de la distribución del agua en nuestro país cerró las oficinas de Enacal-Gar en Matagalpa, y con ello quedaron pendientes más de seis proyectos de agua potable en distintos municipios del departamento, y unas 2,800 personas sin acceso el vital líquido.
Uno de los municipios afectados es San Isidro, donde dos proyectos quedaron abandonados después de una gran inversión y el esfuerzo de los pobladores para tener agua potable en sus hogares y dejar de tomar agua contaminada.
El alcalde de San Isidro, Alejandro Agustín Rayo, señaló que los proyectos afectados después de tener la obra casi concluida son los de Llano El Boquerón y Valle Guadalupe, al primero sólo le faltaba la instalación de los paneles solares y al otro el tendido eléctrico y la instalación de la torre donde estaría el tanque de almacenamiento.
Rayo dijo que en estos dos proyectos financiados por Unicef, los habitantes de las comunidades beneficiadas trabajaron tanto en la construcción de zanjas como en la conexión de la red de distribución, pero al final quedaron burlados porque los trabajos no fueron terminados por el cierre de Enacal-Gar en Matagalpa.
Finalizó señalando que en los próximos días viajará a Managua para exigir la conclusión de las obras, que son de gran importancia para San Isidro, uno de los municipios más secos de Matagalpa.
Entre los municipios afectados están San Dionisio, con el proyecto conocido como La Quebrada; La Lagunita, Villa El Guapotal, Llano El Boquerón, estos últimos de San Isidro, El Cacao y Hato Nuevo, en Darío, entre otros proyectos ya diagnosticados para ser ejecutados.
Sólo el proyecto de El Hato tiene un costo de 300 mil dólares, y el de Villa Guadalupe 600 mil.