Departamentos

Celebran 27 años de Virgen de Cuapa


Yelba Tablada

CUAPA
“Construyan la paz, no la pidan”, habrían sido las palabras que supuestamente le dijo hace 27 años la virgen al campesino Bernardo Martínez, cuando se le manifestó por primera vez, en esta zona.
Era un reflejo
Eran las tres de la tarde del ocho de mayo de 1980, el entonces sacristán de la parroquia de San Francisco de Cuapa pastoreaba una vaca en los alrededores del pueblo (hoy Santuario de las Apariciones); de pronto observó que el cielo se oscureció y en medio de las nubes salía lentamente una luz que reflejaba a la Virgen María.
Bernardo, sorprendido, se trasladó a Cuapa y siguió todas las instrucciones que aparentemente le orientó la madre del salvador del mundo y comentó esa primera conversación. Luego la noticia se extendió al resto del país.
En la celebración del 27 aniversario se efectuó la eucaristía, que fue presidida por la Conferencia Episcopal, y en la que se oró por los no nacidos y por la Quinta Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Brasil, que contará con la presencia del papá Benedicto XVI, y en la que por Nicaragua participará el obispo de la diócesis de Chontales y Río San Juan.
Ofrecen a niños
Con el lema “Por amor a la vida”, cientos de niños fueron ofrecidos en acción de gracias a la madre de Dios, y los obispos y sacerdotes presentes oraron para que se mantenga la prohibición sobre el aborto terapéutico.
Monseñor René Sándigo, quien en compañía de otro obispo y de una religiosa viaja este 10 de mayo a Brasil a participar en la Quinta Conferencia Episcopal Latinoamericana, señaló que el lema de la misma será “Discípulos y misioneros de Jesucristo para que en él tengan vida”, y su misión principal es orar para que se diga sí a la vida, pero también que mejore su calidad.
Monseñor Sándigo destacó que existe mucha corrupción que mantiene en la pobreza a los países, y aunque éstos tienen riquezas, esta práctica no permite que los países se desarrollen y que los habitantes mejoren su calidad de vida.
Miles de personas provenientes de todo el país se dieron cita en el Santuario de las Apariciones para venerar a la Virgen de Cuapa; además realizaron una vigilia, que estuvo a cargo del predicador internacional hermano Pablo María.